Centenares de personas se bañan en las heladas aguas del mar del Norte para celebrar el Año Nuevo en Scheveningen (Países Bajos).