EE.UU: explican las reformas sobre el programa de espionaje

La asesora de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Susan Rice, le detalló ayer personalmente al canciller de Brasil, Luiz Alberto Figueiredo Machado, el plan de reforma que el presidente estadounidense, Barack Obama, puso en marcha en los controvertidos programas de vigilancia masiva de la NSA.
En un comunicado tras el encuentro, que se hizo en Washington, la Casa Blanca explicó que Rice “resumió los resultados de la revisión de las actividades de inteligencia estadounidenses y las reformas que serán implementadas tal como las describió el presidente Obama en su discurso del 17 de enero”.
Figueiredo Machado, sin embargo, no pareció contentarse con esas explicciones, al punto que afirmó que salía del encuentro “igual” que a su ingreso, aunque evitó dar detalles de lo conversado.
En conferencia, el diplomático brasileño enmarcó su charla con Rice en el “proceso de diálogo determinado por la presidenta (brasileña) Dilma Rousseff y por el presidente Barack Obama”.
Consultado sobre si salía más optimista de la reunión, Figueiredo Machado respondió: “Salgo igual. No es una charla en mi nivel y en el nivel de ella (Rice) lo que llevará a una mejoría de las relaciones”.
Remarcó el canciller que las argumentaciones dadas por el gobierno de EEUU “serán analizadas por el gobierno brasileño y la presidente Dilma analizará los próximos pasos”, consignó la agencia DPA.
Obama ordenó hace dos semanas revisar las normas que rigen las actividades de la NSA, a partir del escándalo local e internacional que provocaron las filtraciones por parte de Edward Snowden de los programas de espionaje masivo de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA), que generaron tensiones con el gobierno de Rousseff, entre otros.

Comentarios