Doble crimen de Chacras: las pruebas que complican al locutor

El fiscal de la causa, Gustavo Pirrello, explicó los motivos de la imputación y detención de Edgardo Montivero. “Falta procesar mucha información”, sostuvo el magistrado.

El viernes a la madrugada una pareja de adultos mayores, Raquel Gómez (72) y Francisco Rodríguez (69), fue encontrada asesinada en su domicilio de calle Larrea y Beltrán de Chacras de Coria en Luján. Como sospechosos fueron detenidos la hija y el yerno de la pareja.

El fiscal de homicidios Gustavo Pirrello dio detalles de la investigación en “Te digo lo que pienso” -que conduce Ricardo Montacuto por Radio Nihuil-  y aseguró que aún no hay un móvil determinado y aclaró que “de todos modos no siempre se llega a través de la investigación a determinarlo. Falta procesar mucha información y es posible que lleguemos a un porqué, pero en este momento aún no está determinado”.

En cuando a la imputación del conocido locutor Edgardo Montivero (52), el investigar detalló las pruebas que se encontraron para el procedimiento: “Primero, la lectura del lugar del hecho. No había nada forzado y al autor lo habían dejado entrar”.

“Montivero presentaba una herida importante en la mano, que decía que se la había hecho con una compotera mientras la lavaba. Tenía 8 puntos en la mano y no nos cerraba”, sospechó el especialista.

Por este motivo decidió establecer una serie de medidas: “como la toma de los celulares, de los calzados” eso le dio la pista a la Policía Científica de que la hora de muerte era hace más de 12 horas. Entonces solicitaron al Juez de Garantías la apertura del teléfono y el allanamiento de su vivienda. Descubrieron entonces que Montivero estuvo en el domicilio más de 1 hora y media.

Finalmente, durante la investigación: “Encontramos una compotera que no era compatible con la herida que tenía en la mano. Ahí lo imputamos y aprehendimos”. Sin embargo no se ha podido determinar si Montivero tenía una deuda pendiente con su suegro, ya sea de carácter financiero o personal.

En cuando a Carolina Gómez, la hija de la pareja, el fiscal confirmó que no está imputada ni detenida sino que es una “testigo informativa” del caso por no haber conseguido las pruebas suficientes para atribuirle el delito “pero hay un grado de sospecha”, precisó.

Hasta el momento, Pirrello determinó que hay necropsias en curso pero que se ha podido determinar que los asesinatos fueron simultáneos, no ha pasado mucho tiempo entre uno y otro y que se cometieron entre las 17 y 18:30. En cuanto al arma homicida aseguró que se trata de un “elemento cortopunzante”.

Comentarios