Diputados aprobó el Código Procesal Laboral y vuelve al Senado

La Cámara de Diputados, por mayoría de votos, envió en segunda revisión al Senado el proyecto de Ley del Ejecutivo por el cual se modifican artículos del Código Procesal Laboral.

El Código Procesal Laboral fue aprobado ayer por la Cámara de Diputados y ahora deberá volver al Senado para su revisión. Este proyecto, que fue enviado por el Ejecutivo en mayo, es otro de los pasos que el gobernador Alfredo Cornejo está dando para reformar la justicia de la provincia.

La iniciativa tiene como objetivo achicar los procesos judiciales entre empleadores y trabajadores, y oralizar las instancias.

Durante la sesión, el diputado Jorge Albarracín (UCR), presidente de la comisión de LAC, explicó los alcances técnicos de esta normativa, como por ejemplo, la incorporación del instituto de la caducidad de instancia, esto es que “cuando el abogado del actor impulsa un proceso, el plazo que tiene es un año. Es decir que cada un año tiene que presentar algo que impulse la causa. Si no lo hace, se lo emplaza, se lo notifica al trabajador para que promueva la causa, si no es así, se considera que no hay interés. Nos parece razonable en defensa del trabajador que se promueva este instituto”.

“En la revisión se incorporaron algunas modificaciones como el  amparo gremial y otras, que son cuestiones técnicas”, aseveró en el recinto, todas ellas “modificaciones que iban en línea con el proyecto  y con las reformas procesales” que se han impulsado en esta gestión.

Por su parte, Guillermo Pereyra (FR), sostuvo que “uno que representa a los trabajadores no podía no aprobar la caducidad de instancia. Si mi abogado no trabaja puedo buscar otro. Además, en todo el país existe la caducidad de instancia, en Santa Fe, en Buenos Aires con Scioli. Lo único que hacen los abogados es hacerle dar vueltas a los trabajadores, sin moverle el juicio”. “Hoy se demora más de tres años en pronunciarse la justicia”, dijo, y subrayó que “moderniza la justicia laboral”.

También Marcos Niven (PD) manifestó que “esta es una demanda genuina de la sociedad. Lo que inspira tiene que ver con este objetivo, porque se evita que los procesos sean eternos. Con un año de plazo es suficiente para mover los juicios. También lo que sancionamos el año pasado que es la mediación, es positiva. Lo demuestran los números”.

Pablo Priore (PRO) destacó respecto a la caducidad, que “si bien es un avance que esté en el CPL, queríamos un instituto más rígido. Que un juicio esté años dormido, genera inseguridad jurídica. La caducidad de instancia es un avance”.

En tanto, desde el bloque Unidad Ciudadana, el diputado Marcelo Aparicio sostuvo que “este proyecto no representa una herramienta eficaz” porque “limita el acceso a las justicia de los trabajadores”, aspecto en el que coincidió Macarena Escudero (FIT), quien añadió que “este proyecto perjudica a los trabajadores”.

Asimismo, desde Protectora, el diputado Mario Vadillo expresó su voto negativo al proyecto del Ejecutivo, indicando que “queremos que se aceleren los juicios” pero “me opongo a la caducidad. En materia de derecho de trabajo, estos derechos son irrenunciables”.

Comentarios