Diputados aprobó el acuerdo con Irán

La Cámara de Diputados convirtió en ley en la madrugada de ayer con el voto del bloque kirchnerista y de las bancadas aliadas el acuerdo firmado entre Argentina e Irán para que sean interrogados los funcionarios iraníes acusados de participar en el atentado a la AMIA.
La sesión especial en la que se debatió el tema se inició pasado el mediodía del  miércoles con la presencia de 132 diputados, aunque apenas comenzó el plenario el oficialismo tenía 137 legisladores sentados en sus bancas, superando así los 129 que conforman el quórum.
El oficialismo obtuvo quórum con el respaldo de sus propios diputados (111), sus tradicionales aliados (22), y la presencia en el recinto del diputado por Unión por San Juan, Mauricio Ibarra, el único representante de la oposición presente.
En el cierre del extenso debate, el titular del bloque del FpV, Agustín Rossi, expresó: “Estamos convencidos que esta decisión que ha tomado el Poder Ejecutivo no sólo no nos aleja de los objetivos que perseguimos durante todos estos años en relación a la  causa Amia, sino que nos acerca más a la búsqueda de justicia”. “Parece que algunos están cómodos con haber encontrado a los culpables y no les interesa buscar justicia, pero ese no es nuestro caso”, enfatizó.
Como miembro informante por el oficialismo, el titular de la comisión de Relaciones Exteriores, el mendocino Guillermo Carmona, defendió el acuerdo y aseguró que el gobierno nacional quiere “que presten declaración indagatoria los funcionarios iraníes, ese es el objetivo del acuerdo”, al sostener que se trata de “un viejo anhelo de la Argentina”.
Desde la oposición, el presidente del bloque radical, Ricardo Gil Lavedra, justificó la negativa a acompañar la aprobación del proyecto en “el cambio en la política exterior del gobierno, la indeterminación del texto; y aún aceptando la interpretación del gobierno éste documento, no trae ninguna utilidad para el objetivo que persigue, no sólo porque no es beneficioso sino porque puede traer consecuencias graves”.
Además el debate fue caliente porque desde la oposición cuestionaban las armas utilizadas por el oficialismo para obtener el quórum. es que el chubutense Carlos Eliceche confirmó ayer que renunció a la banca de diputado que ocupó el miércoles con el objetivo de ayudar al oficialismo a conseguir el quórum y aprobar el memorándum y en breve se reincorporará al Ejecutivo provincial, donde se desempeñaba como ministro coordinador del Gabinete. La maniobra de Eliceche –posible gracias a que el Congreso no había tratado aún su pedido de licencia– despertó duras acusaciones en la oposición, que antes de iniciar el debate apuntó contra él y la tucumana Beatriz Mirkin (en una situación idéntica), por lo que consideraron un ardid poco correcto.
También las agrupaciones de la comunidad judía se mostraron en contra del memorando y se manifestaron frente al Congreso durante la sesión.

Comentarios