Diego Rivero es el primer refuerzo y lo de Erviti se complica

El volante Diego Rivero se convirtió ayer en el primer refuerzo de Boca, que después de varios días de negociaciones acordó con San Lorenzo el trueque por Matías Giménez, quien se incorporará al Santo.

La institución de Boedo se hizo cargo de la diferencia de dinero entre lo que Boca le ofreció al “Burrito” y lo que el jugador cobraba de sueldo en el Ciclón. Mientras que la llegada del volante de Banfield Walter Erviti se complica cada vez más. El mediocampista se presentó ayer a los entrenamientos del plantel en Mar del Plata y el presidente de Banfield, Carlos Portell, manifestó con seguridad que el jugador “se quedará en el club porque tiene un contrato firmado”. Sobre su situación, Erviti advirtió: “Si rechazan la oferta de Boca yo pierdo plata. Saben que tendrán que recompensarme”.


Comentarios