Hay fechas para todos los gustos pero sin lugar a dudas que la de hoy, es celebrada por más de uno en todo el planeta. Es que un 13 de julio de 1985 quedó instituido como el día del Mundial del Rock. El más popular de todos los estilos musicales también tiene su fecha de […]

Hay fechas para todos los gustos pero sin lugar a dudas que la de hoy, es celebrada por más de uno en todo el planeta.

Es que un 13 de julio de 1985 quedó instituido como el día del Mundial del Rock.

El más popular de todos los estilos musicales también tiene su fecha de festejo y, como es habitual en este tipo de celebraciones, tiene un origen.

Ese día se produjo la mayor concentración de grandes estrellas de la música en dos escenarios ubicados en dos lugares diferentes. Por un lado unas estrellas hacían su presentación en el estadio Wembley de la ciudad inglesa de Londres, mientras que otros artistas lo hacían en John F. Kennedy Stadium Filadelfia, Estados Unidos.

Ambas presentaciones estaban enmarcadas en el Live Aid, un festival benéfico para recaudar fondos para los ciudadanos de Etiopía y Somalia que sufrían -y sufren- de falta de alimentos y de agua tras la gran sequía entre 1983 y 1985.

Bob Geldof, tomó ese guante y fue el que organizó esta iniciativa para ayudar a quienes más lo necesitan. Además del cantante de Boomtown Rats (banda casi ignota en este hemisferio) se presentaron David Bowie, Bob Dylan, Neil Young, Mick Jagger, Keith Richards y Roon Wood de Rolling Stones, U2, The Who, Led Zeppelin, INXS, Paul McCartney, Queen, Sting, Eric Clapton, Dire Straits, Madonna, Elton John, The Beach Boys, Tina Turner, Billy Joel, Paul Simon, Boy George, Santana, Eric Clapton, Duran Duran, Ozzy Osbourne, Tom Petty, Judas Priest, Black Sabbath, Wham!, Simple Minds, Bryan Adams, entre otros.

Una de las grandes curiosidades de ese megashow benéfico fue la presencia de Phill Collins en ambas ciudades. El cantante y baterista estuvo primero en Londres y después tomó un vuelo en Concorde, en el que se encontró a la cantante Cher y la llevó hasta el escenario armado en Filadelfia.

Algunas de las ausencias más destacadas fueron las de Michael Jackson, Prince, Bruce Springsteen y AC/DC, por nombrar a algunos. El propio Springsteen se arrepintió después públicamente de no haber asistido al evento.

El Live Aid consistió en 16 horas de música donde la cantidad y calidad de artistas se vio sobre el escenario. También fue notorio la improvisación y algunas fallas de sonido propias de un show de tamaña magnitud.

Si bien los búnker estuvieron ubicados en Londres y Filadelfia, este festival también tuvo diversas conexiones que los llevaron a países como Austria, Australia, Dinamarca, Alemania, Japón, Rusia y Yugoslavia.

Una perla fue que la actuación de Queen en Live Aid, fue elegida a través de una encuesta musical como el mejor concierto de rock de todos los tiempos, con el 79 % de los votos.

La audiencia televisiva -en ese momento todavía no existía internet- también fue impresionante: 1.500 millones de espectadores según la CNN.

Recién en el año 2004 se editó bajo el sello Warner Music, un pack de 4 DVD, recopilando 10 de las 16 horas que duro el Live Aid mostrando lo mejor de ambos conciertos y un documental realizado por la BBC. Curiosamente en ese DVD se excluyó la participación de Led Zeppelin con Phil Collins.

Es por ese mega evento de 1985 que cada 13 de julio se festeja el Día Mundial del Rock. Y que mejor manera que homenajerlo escuchando música y obviamente ¡que sea rock!.