Detienen al director de la empresa por derrame tóxico

El director general de la empresa de aluminio MAL, Zoltán Bakonyi, propietaria de la balsa que originó el vertido tóxico en Hungría, fue detenido ayer.
Así lo anunció el primer ministro, el conservador Viktor Orbán, quien agregó que la empresa será puesta bajo el control directo del Estado.
En un discurso ante el Parlamento, el jefe de Gobierno añadió que se creará el cargo de “Comisario de Defensa para Catástrofes”, responsable de “supervisar, dirigir y manejar” los bienes de MAL.
“La empresa que causó la catástrofe de barro rojo deberá ser dirigida por el Estado”, ha zanjado el primer ministro. “No podemos seguir viviendo con peligros secretos”, ha añadido.

Comentarios