Después de la polémica, Guaymallén contrató una ART

Iglesias había sido denunciado por montar un régimen de autoaseguro municipal sin contar con la autorización de SRT. Debió dar marcha atrás y llamar a una licitación para contratar una ART.

El conflicto por irregularidades en la cobertura de riesgos laborales de los trabajadores municipales de Guaymallén tomó estado público luego de que el diputado de Unidad Ciudadana, Lucas Ilardo, denunciara que el intendente Marcelino Iglesias había incurrido en una “infracción a la ley de riesgos del trabajo al no volver a licitar la contratación de una ART y decidir de forma arbitraria y sin la autorización correspondiente de la Superintendencia de Riesgos del Trabajo (SRT) operar bajo al régimen de autoaseguro”.

Si bien el hecho fue desmentido por el propio Iglesias, más tarde un dictamen de la SRT, en respuesta a un pedido de habilitación del municipio para poder operar como empleador autoasegurado, confirmó dicha irregularidad. Textualmente el dictamen expresa que la “Superintendencia no se encuentra facultada a otorgar permiso provisorio alguno para funcionar como Empleador Autoasegurado intertanto se tramita la autorización para operar dentro de dicho Régimen” y que por lo tanto debía acogerse “a la legislación actual y contratar un ART”.

El sistema de autoaseguro ideado por Iglesias incluía la contratación de OSEP como prestadora de salud (institución que dirigió entre los años 2000 y 2007), Nación Seguros en la cobertura de seguros accidentes personales y la comuna se hacía cargo de las prestaciones dinerarias y en especie.

Toda esta situación no solo derivó en sucesivas acusaciones mediáticos sino que Ilardo fue más allá y presentó una denuncia penal contra el jefe comunal por incumplimiento de los deberes de funcionario público y malversación de fondos. También presentó una denuncia por la misma causa en la Fiscalía de Estado.

En su defensa, Iglesias había afirmado que la decisión de optar por el régimen de autoaseguro era una decisión que le permitía al municipio ahorrar dinero y que los 3500 trabajadores municipales estuvieron sin cobertura solo “en lo sustancial” porque la cobertura de riesgo laboral estaba garantizada a través del combo OSEP, Nación seguros y municipalidad.

Pero lo cierto es que luego de conocerse el dictamen de la SRT, el municipio se vio en la obligación de armar una licitación para contratar a una ART para la cobertura de riesgo laboral tal cual lo dispone la ley 24.557 de riesgos del trabajo.

El miércoles pasado se publicó en el Boletín Oficial de Mendoza el decreto 3.134 sobre el llamado a Licitación Pública para la contratación de una ART y con un presupuesto de 78 millones de pesos, donde la Municipalidad de Guaymallén le adjudica a la firma Prevención ART la provisión del servicio de Aseguradora de Riesgo de Trabajo con destino al personal municipal por el término de un año con opción a favor de la comuna por igual periodo.  El costo se compone de una alícuota parcial de 5,48% más un costo fijo de $0,60 por empleado, todo ello en forma mensual.

Comentarios