Entre los principales reclamos se destacan la derogación del ítem aula y la reapertura de la paritaria provincial.

Mediante un comunicado el Sindicato Unido de Trabajadores de la Educación, pidió el apoyo de los legisladores provinciales en lo que atañe a los principales reclamos que los trabajadores de la educación mantienen con el Gobierno de Alfredo Cornejo. Según la misiva, el ítem aula y la reapertura de la paritaria provincial, que cerró por decreto y sin cláusula reajustable por inflación, en un 17%, son las razones principales que esgrime el sindicato y que pretende no pierdan fuerza.

Además el petitorio advierte que “ante un Gobierno que incumple las leyes y que vulnera derechos, docentes y celadores, exigimos respuestas acerca de la educación de calidad; comedores escolares y meriendas; infraestructura escolar; cumplimiento de la ART acerca del reconocimiento de enfermedades laborales; transporte gratuito para Trabajadores de la Educación (…)” al tiempo que pidieron el fin a la persecución y los aprietes y la reincorporación inmediata de la docente Paola Vignoni.

De esta manera desde el Sute solicitaron a “los Legisladores de la provincia sin distinción ni banderías políticas que de inmediato tome cartas en el asunto y como uno de los poderes del Estado, asuma el rol que le corresponde para garantizar Educación Pública y de Calidad”.

El petitorio se da luego de que el Gobierno Nacional diera por cerrado el diálogo en torno a la realización de la paritaria federal, dejando así la potestad a las provincias de definir los porcentajes salariales y haciendo caso omiso a lo que sugiere la ley Federal de Educación.

De esta manera en la provincia, luego de los acercamientos fallidos entre el ejecutivo y el sindicato, se fijó un aumento del 17% por decreto y sin posibilidad de cláusula gatillo en caso de inflación, lo que generó el reclamo tanto del Sute y de Sadop que no fue escuchado por el Gobierno.