Desconectó el respirador de su abuelo para enchufar su celular

Un joven fue a visitar a su abuelo al hospital y sin darse cuenta desenchufó su respirador artificial para poner a cargar su teléfono.

Adrián Hinojo, de 26 años, se dirigió al hospital Gregorio Marañón, en Madrid, para visitar a su abuelo que había ingresado por una afectación pulmonar. Ya en la habitación el joven buscó un enchufe para poner el cargador de su celular y avisarle a su madre que el abuelo estaba bien. Sin darse cuenta, desenchufó el artefacto que mantenía con vida a su abuelo.

"Mi madre me pidió que le avise cómo estaba el abuelo nada más llegar al hospital, así que tenía que mandarle un WhatsApp y no tenía batería", se excusó Hinojo. Antes de enviar el mensaje el joven le tomó una fotografía a su abuelo que luego publicó en Instagram. "Lo hice para que todos vieran que se encontraba bien. Después de un rato noté que el color de su piel se transformaba en azul", explicó Adrián.

Afortunadamente, el anciano pudo alcanzar el botón para avisar a enfermería, quienes llegaron a tiempo para ayudarlo. “Se pusieron como locos cuando vieron que el respirador estaba apagado. Les pregunté dónde estaban los enchufes en esa habitación y no me contestaron. Me parece mal que solo haya un enchufe. Son los recortes sanitarios”, lamentó Hinojo.

Foto y fuente: Diario Registrado

Comentarios