Denuncian paliza policial a dos jóvenes en Maipú: uno está en coma

Investigan a dos policías. La familia de los jóvenes asegura que les pegaron tras pedirles los documentos. Desde el Gobierno afirman que no se identificaron y agredieron a los funcionarios.

Por Leonardo Otamendi

En la plaza del barrio San Eduardo, de Maipú, se produjo un hecho violento. Dos jóvenes fueron golpeados por una mujer policía y su compañero. Uno de estos muchachos terminó hospitalizado, en coma y con hundimiento de cráneo.

Quienes terminaron golpeados son Julián Del Pozzi, de 22 años, y que trabajaba como maquinista en una empresa constructora, y Jorge Rueda (28), recolector de residuos de la Municipalidad de Godoy Cruz. Este último se encuentra internado en el hospital Diego Paroissien.

El fiscal de Violencia Institucional, Gustavo Pirrello, tiene a su cargo la investigación contra los dos uniformados. Éstos habrían llegado en el móvil a la plaza alrededor de las 12 del sábado 11 de mayo. Vieron a los dos jóvenes tomando un vino y se acercaron a pedirles documentos.

Marcela, la madre de Del Pozzi, relató su versión de los hechos: “Era una mujer policía y un efectivo. Cuando se estaban acercando para darles los documentos, la mujer le pega un culatazo en la cara al amigo de mi hijo. Se cae y se golpeó en la cabeza con el borde el cantero de la plaza”, detalló.

Al golpearse la cabeza, se desmayó, le contó la mujer a Mendoza Post. “Y cuando estaba en el piso, la policía le pegó otro culatazo en la cabeza”, completó.

Esta situación enojó a los vecinos que fueron a reclamarles a los uniformados la desmedida agresión que para ellos habían ejercido.

Los policías llamaron por radio pidiendo refuerzos aunque no estaban siendo objeto de agresiones. Llegaron otros móviles y Rueda fue llevado al hospital, donde permanece con asistencia respiratoria.

Del Pozzi fue acompañado por su madre Marcela a la Oficina Fiscal N°10 a denunciar las palizas.

Lo extraño es que los policías, la mujer y el hombre, fueron a presentar el informe en la comisaría N°10 -donde funciona la sede judicial- alrededor de las 22.30, unas 10 horas después. Además, presentaron unos siete testigos, todos policías, sobre lo que había ocurrido en la plaza argumentando resistencia a la autoridad.

Respecto de lo sucedido, no hay versión oficial de los hechos, aunque extraoficialmente, desde el Ministerio de Seguridad aseguraron que los efectivos fueron agredidos por los jóvenes.

Comentarios