Los focos de incendios afectaron a 180.000 mil hectáreas en las últimas semanas en General Alvear y San Rafael. Siguen en estado de alerta por si las llamas se reavivan.

Autoridades provinciales declararon “extinguidos” los focos de incendio que durante las últimas semanas afectaron más de 180.000 hectáreas en el sur provincial, aunque el personal del Plan de Manejo del Fuego continúa en estado de alerta y con guardias de ceniza para evitar que las llamas se reaviven.

“Por el momento todos los focos en el departamento de General Alvear se encuentran extinguidos”, anunció en conferencia de prensa el director local de Defensa Civil, Adolfo Balverde, quien señaló que la misma situación rige en San Rafael.

El municipio tenía dos objetivos: “El primero y fundamental era proteger la vida de las personas que estaban trabajando”, lo que “fue un éxito ya que no tuvimos ninguna pérdida humana”, destacó el funcionario.

El segundo objetivo, detalló, fue cuidar la ruta 188, por lo que mantuvieron “una guardia de ceniza durante cinco días y eso fue fundamental para que no se propagara el fuego hacia la zona sur”.

El funcionario dijo que el balance hasta ahora es de “unas 180.000 hectáreas afectadas en el incendio de Maya -provocado por una tormenta eléctrica el 29 de diciembre- y en el de Soitué, producto de una descarga eléctrica la semana pasada”.

“Hemos tenido muchas pérdidas materiales y cada organismo municipal, provincial y nacional está trabajando en estos momentos en llevar la solución más rápida posible a los productores”, afirmó el director de Defensa Civil y agradeció “muy especialmente a todos los brigadistas que han estado casi 16 días en el campo sin ver sus familias”.

El municipio destacó que “gracias a las condiciones climáticas de las últimas horas y el trabajo incansable de los brigadistas, que lucharon contra las llamas por más de una semana, se lograron controlar los últimos focos de incendio”.

Aún se mantienen las guardias de ceniza, que consisten en controlar la actividad durante varias horas luego de apagadas las llamas para garantizar que definitivamente los focos están extinguidos.

Además, entre otras medidas informaron que se están realizando trabajos en caminos con maquinaria de Vialidad provincial y una importante tarea de limpieza y desmalezado de la ruta 188, hasta el límite con San Luis.

En la lucha contra los incendios de campos ganaderos en el sur mendocino trabajaron 847 personas, con el aporte de 26 máquinas pesadas y 96 livianas, 31 vehículos específicos para esa tarea y 8 medios aéreos.

Dentro de estas tareas coordinadas llegaron a la zona cuatro aviones hidrantes y se sumaron distintas fuerzas de todo el país, en un esfuerzo mancomunado, destacaron desde General Alvear.