De la mano de Alberto Fernández, Cristina competirá en 2019

La ex mandataria tomó la decisión de competir para presidenta el año que viene. Su “armador” es el exjefe de Gabinete. El plan “yegua herbívora”.

“Soy una yegua herbívora”, dice Cristina. Refiere a que ya no está tan combativa como antes. Incluso intenta derribar la brecha entre izquierdas y derechas.

No hay misterio: la expresidenta busca volver a presentarse en 2019 para ocupar el sillón de Rivadavia. Lo hace con total reserva, pero avanza y no cesa. Su “armador” es Alberto Fernández, también de manera sigilosa. Es parte de un pequeño equipo, donde también abrevan Carlos Zannini y Oscar Parrilli.

Todos están abocados al armado que intenta llevar adelante la otrora presidenta. Lo hacen “en condicional”, como explicó una fuente del kirchnerismo al Vox.

“Tiran líneas por todos lados, pero no dicen que Cristina será candidata, sino que buscar armar un conglomerado político. Que no tienen un candidato confirmado todavía”, advirtió el informante, uno de los pocos cercanos al círculo más íntimo de CFK.

No obstante, confirmó que la expresidenta sí se presentará: “Sí, es un hecho. Pero no lo hace porque le interese realmente sino por necesidad. Teme por las causas judiciales, pero sobre todo por Florencia, su hija. Máximo tiene fueros pero ella no”.

Como sea, lo relevante es que CFK competirá en 2019 contra Macri, dato que fue confirmado también por dos fuentes de La Cámpora, una de ellas de Mendoza.

“No está del todo segura, porque sabe que heredará una economía complicada, pero ya nos dijo que hará lo que tiene que hacer”, dijo este último informante.

El tema económico es un tópico en sí mismo, casi excluyente a la hora de decidir si presentarse o no. Por ese motivo, CFK se encuentra en secreto, desde hace unos días, con Guillermo Nielsen.

Las reuniones se dan en el segundo piso del Instituto Patria, una suerte de neo bunker de campaña. “Lo que más le interesa a Cristina es saber si explotará, o no, la economía en caso de ser la vencedora de las elecciones del año que viene, como dicen algunos medios”, dijo uno de los consultados.

En ese contexto, la elección de Nielsen no parece casual. Amén de tratarse de un hombre con clara ideología liberal, es quien supo ser secretario de Finanzas de Néstor Kirchner y embajador argentino en Alemania de la propia Cristina.

Comentarios