Cristina Kirchner sufrió una baja de presión

La presidenta Cristina Fernández sufrió una lipotimia, producto del calor que hizo en Buenos Aires, y debió retirarse de la Casa de Gobierno por indicaciones médicas.

La Presidenta había suspendido previamente un viaje a Mar del Plata. Pero decidió asistir a la Casa Rosada, para mantener una reunión con el ministro de Economía, Amado Boudou, y el secretario de Hacienda, Juan Carlos Pezoa. Pero padeció una baja de presión por lo cual los médicos le ordenaron beber mucho líquido y hacer reposo.

Fernández de Kirchner se retiró entonces hacia la residencia de Olivos, trayecto que hizo en automóvil ya que en esos momentos una fuerte lluvia caía sobre la ciudad.

Mañana la Presidenta tenía previsto regresar a la ciudad santacruceña de El Calafate, donde inaugurará un tendido de agua potable.

Comentarios