El juez federal Claudio Bonadio mandó hoy a juicio oral y público a la ex presidenta Cristina Fernández en la causa denominada "dólar futuro".

El magistrado consideró cerrada la instrucción de la causa y remitió el expediente a la Cámara Federal de Casación Penal, para que sortee el tribunal que llevará adelante el debate, en fecha por determinar. Junto con la ex presidenta irán a juicio el ex ministro de Economía Axel Kicillof y el ex titular del Banco Central Alejandro Vanoli, entre otros imputados.

Todos están acusados por "la comisión del delito de administración infiel en perjuicio de la administración pública".

La conducta adoptada por los procesados fue disímil: mientras la mayoría objetó los procesamientos y la elevación de la causa a juicio oral, otros -como Kicillof y Flavia Matilde Marrodán, ex directora del BCRA- "solicitaron la elevación a juicio entendiendo el primero que será en dicha instancia donde se demostrará la veracidad de lo sostenido por esa defensa en la instrucción en tanto la segunda sostuvo que en dicha etapa se harán valer los derechos resguardados constitucionalmente".

Bonadio se encargó de recordar, en su resolución conocida hoy, que "la defensa técnica de la procesada Cristina Elisabet Fernández, de manera improcedente y extemporánea, solicitó la elevación a juicio mediante presentación que fue devuelta al letrado".

El fiscal Eduardo Taiano, al formular la acusación, sostuvo que "entre septiembre y noviembre de 2015, el BCRA negoció en el Mercado a Término de Rosario (ROFEX) y en el Mercado Abierto Electrónico (MAE) contratos de dólar futuro a valores inferiores del precio de mercado, transgrediendo lo establecido en su Carta Orgánica".

"Como consecuencia de dicha operatoria, al mes de diciembre de 2015, el Banco Central de la República Argentina llegó a tener contratos abiertos en el ROFEX y el MAE por casi 17 mil millones de dólares con fecha máxima de vencimiento al 30 de junio de 2016", añade el dictamen.

El fiscal cuantificó que "para hacer frente a tales obligaciones, el patrimonio del BCRA sufrió pérdidas por un monto de 77.325.739.338,60 de pesos, motivado en los pagos que efectuó en los mercados de ROFEX y MAE por los contratos liquidados al 29 de febrero de 2016".

"Como resultado neto de las operaciones a futuro, se verificó una pérdida entre septiembre de 2015 y el 30 de junio de 2016 de 54.921.788.702,40 de pesos", añadió Taiano.

Bonadio dispuso "rechazar los pedidos de sobreseimiento" de algunos de los imputados, así como "las oposiciones a la elevación a juicio" de otros, y en ese contexto decretó "la clausura de la instrucción y la consecuente elevación a juicio" de las actuaciones.

Fuente: DyN