Los principales destinos son Brasil, Canadá, Chile, Estados Unidos, México y España. El volumen exportado en 2017 cuadruplicó el registrado en 2012.

El crecimiento sostenido de las exportaciones de aceite de oliva marcó un nuevo record. De US$ 8.006.322, que el sector facturó en 2012, la cifra trepó a US$ 37.395.879. Si se calculan en pesos, los valores experimentaron una variación que pasó de 2.851 a 9.674 toneladas, tomando los mismos años de referencia.

Durante el último lustro, si bien la curva fue primordialmente ascendente, se registraron notables descensos como en 2014 y 2016. Entremedio, 2015 fue un buen año para las ventas al exterior, cuando se exportaron 7.844 toneladas.

Los datos, actualizados al 31 de diciembre, reflejan todas las exportaciones de aceite de oliva fraccionado y a granel de origen Mendoza, desde las aduanas de Mendoza y San Rafael.

Aunque las estadísticas no discriminan la forma en que se produjo la exportación, empresarios del sector y de la cámara que los agrupa mencionan que fueron principalmente a granel y responden, entre otras causas, a una mala cosecha en España. Asimismo, indican un mínimo repunte de las exportaciones de fraccionado a Brasil.

Hay que destacar que Mendoza es una de las principales provincias productoras de aceite de oliva y ha logrado avanzar sustancialmente en la producción gracias a mejoras de tecnología para el cultivo y en la incorporación de variantes de elaboración y comercialización.

Argentina se ubica en el quinto lugar como exportador mundial, después de la Unión Europea, Túnez, Siria y Turquía, y es el principal productor de América.

Fuente: Gobierno de Mendoza