Crece la presión sobre Washington por las filtraciones de Wikileaks sobre Irak

La presión se acentuó ayer sobre EEUU tras las revelaciones sobre los casos de torturas y muertes cometidos durante la guerra de Irak, desvelados en los 400.
000 documentos publicados por Wikileaks. “Podemos deplorar el modo en que estas filtraciones han tenido lugar, pero creo que la naturaleza de las acusaciones realizadas es extraordinariamente grave”, declaró el vice ‘Premier’, Nick Clegg, durante una entrevista con la BBC. “Su lectura es desoladora y son muy graves. Supongo que la administración estadounidense querrá proporcionar su propia respuesta”, añadió el viceprimer ministro, conocido por su oposición a la implicación de Londres en la guerra de Irak. “Todo lo que permita pensar que las reglas de base de la guerra, los conflictos y el combate han sido violados o que la tortura ha podido ser de cualquier modo tolerada es extremadamente grave. La gente querrá oír una respuesta a lo que resultan ser muy, muy graves acusaciones”, agregó.

Comentarios