Los magos culinarios de la confitería Biscuiteers pasaron más de 500 horas esculpiendo a mano una réplica de la gran mansión Waddesdon Manor en Buckinghamshire, para su exhibición navideña.

El increíble modelo requirió 240 huevos, 26 kilos de manteca,  y 216 kilos de glaseado, y recrea con meticuloso detalle algunas de las más opulentas habitaciones del palacio.

La empresa con sede en Londres pasó más de un año de planificación de la increíble construcción.