Cosas que tenemos que analizar sobre varias cosas

La previa de la Fiesta siempre se las rebusca para plantear un tema digno de cualquier discusión. O una noticia que funciona como disparador al debate. No sólo en nuestra “tierra del sol y el buen vino”, sino más allá del horizonte cuyano.  El martes 14 de noviembre Clarín tituló “¿El fin de las reinas […]

La previa de la Fiesta siempre se las rebusca para plantear un tema digno de cualquier discusión. O una noticia que funciona como disparador al debate. No sólo en nuestra “tierra del sol y el buen vino”, sino más allá del horizonte cuyano.

 El martes 14 de noviembre Clarín tituló “¿El fin de las reinas de la belleza? Mendoza anunció que ya no las elegirá”. Pero era una verdad a medias, porque el informe refería a la Fiesta Provincial del Turismo y la decisión del Municipio de San Rafael junto a la Cámara del Turismo y el Ente Provincial, de no realizar la elección de la Reina después de 32 años consecutivos. “Era un concurso intrascendente, más aún en el sector privado hotelero y gastronómico que hace tiempo quiere darle un impulso ligado a los atractivos geográficos y no a la estética de sus mujeres” bajó línea, con sus propias palabras, el diario porteño de alcance nacional.

 Era evidente que la Fiesta Nacional de la Vendimia no iba a escapar del debate. “Las aguas se dividen porque muchos resisten el cambio. Se vuelve más difícil erradicar una tradición que cumplió 81 años donde los vecinos de los distintos municipios forman hinchadas para alentar a sus candidatas, las actividades de las ganadoras están ligadas a tareas solidarias y promoción de Mendoza; y la elegida es tratada como si fuera una verdadera reina” enmarcó Clarín.

 Una de las respuestas más directas sobre el tema llegó el 15 de noviembre desde las páginas del Vox. “La Reina de la Vendimia tuvo que ver con la inclusión de la mujer y su trabajo en la viña” era la frase del secretario de Cultura de la Provincia, Diego Gareca, que titulaba el informe en cuestión. El funcionario defendió la elección de reina en la Fiesta de la Vendimia después de que en la Fiesta del Turismo decidieran no tener soberana: “Nosotros ya estamos haciendo cambios en este sentido como los que propusimos el año pasado donde pudo votar la gente. Creo que hoy no hay una cuestión atada a los cánones de belleza. Hace unos días en Godoy Cruz se eligió a una reina distrital de 35 años de edad y el año pasado una chica con obesidad también fue elegida reina de su distrito. No tengo ningún problema en debatir al respecto, lo que digo es que si hay una mirada de cosificación que se hace en la Vendimia, hay que admitir que también se hace en muchos ámbitos de nuestra vida cotidiana. Y la Vendimia es una fiesta netamente cultural”.

 Hace un par de años, en este mismo espacio, hablábamos de la Vendimia que, por su magnificencia y sus contenidos es un espectáculo, aunque realizado por un grupo de artistas, no puede dejar de expresar (si bien no existe la intención directa) los sentimientos populares y las posiciones públicas según se viven en cada segmento de la sociedad. Es un escenario donde están todos los actores. Cada cual ejecuta sus letras, toca su instrumento, realiza su interpretación. Mejor dicho, cada uno lo vive y lo aprovecha a su manera. Eso es Vendimia, hasta en la discusión por la Reina también. El tiempo lo definirá.