Cortan una ruta en protesta por la detención de Gerónimo Vargas

Afiliados a UATRE, el gremio que lidera el dirigente investigado en la causa por los medicamentos falsos, realizan el bloqueo en la ciudad de San Pedro.

 

Un grupo de ruralistas corta totalmente la ruta 9, a la altura de San Pedro, en repudio a la detención del sindicalista Gerónimo Venegas.

 

El bloqueo, que comenzó poco antes de las 8 sobre el kilómetro 145 de la ruta, se mantendrá "por tiempo indeterminado".

 

Sin embargo, según afirmaron los manifestantes, el tránsito se liberará cada 15 minutos para permitir el paso de los vehículos que hayan quedado demorados.

 

"Estamos acá para apoyar al compañero Momo que es un preso político en democracia. Nos vamos a quedar todo el tiempo que sea necesario", afirmó el secretario general de Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (Uatre), el gremio que Venegas conduce a nivel nacional.

 

Por su parte, el secretario de prensa del sindicato, Alberto Barra, negó que Venegas o la Uatre estén vinculados con la mafia de los medicamentos. "Tenemos la tranquilidad de que nada nos vincula con la causa de los remedios. Tanto Venegas como la organización que él preside están eximida de todo tipo de situación que la relacione con el caso", dijo. En declaraciones a radio Mitre, completó: "Estamos convencidos de que no hay ningún elemento para tenerlo detenido a Venegas", enfatizó.

 

Venegas fue detenido ayer por orden del juez federal Norberto Oyarbide en la causa que investiga la llamada mafia de los medicamentos. Secretario general de la Uatre y líder de las 62 Organizaciones Peronistas, conduce su gremio desde hace 20 años y es hombre de la más estrecha confianza del ex presidente Eduardo Duhalde. La obra social del sindicato, también a su cargo, había sido allanada en diciembre del año pasado porque, según documentación secuestrada, habría presentado comprobantes falsos de medicamentos para poder cobrar un reintegro del Estado.

 

Pero su detención obedece a motivos que van más allá de esta supuesta estafa, una maniobra por la que son investigadas decenas de obras sociales. La Justicia sospecha, además, que la de Venegas traficó medicamentos adulterados y que esas drogas podrían haber llegado a sus afiliados, relató un funcionario que trabaja en el caso. "Hay escuchas que lo comprometen", afirmó.

 

Reacción opositora. El arresto provocó una reacción casi inmediata de la oposición, que denunció "motivaciones políticas" y apuntó al Gobierno. Incluso anunciaron que promoverán protestas y el juicio político de Oyarbide.

 

Convocados de urgencia en las oficinas de Eduardo Duhalde, legisladores, sindicalistas y representantes de las cuatro entidades rurales coincidieron en que el juez obedeció órdenes del Gobierno y detuvo a Venegas para contrapesar el procesamiento que había dictado días antes al ex funcionario kirchnerista Héctor Capaccioli, también implicado en la mafia de los medicamentos.

Comentarios