Cornejo declaró pocos bienes y la mayoría está a nombre de familiares

El Gobernador solo tiene registrado a su nombre un terreno. Los vehículos familiares cuestan más que las casas. El hijo empresario y la venta de inmuebles.

El gobernador Alfredo Cornejo casi no declara bienes a su nombre, según costa en su declaración jurada de bienes presentada por él y publicada por Fiscalía de Estado. El Gobernador declara como propio un lote tasado en $119.756 (ubicado en Maipú). El resto de los bienes, figuran de manera pública a nombre de su esposa, Lucía Panocchia, incluso la casa donde Cornejo vive, en calle Hungría de Godoy Cruz.

Cornejo había presentado de manera voluntaria su DDJJ durante la campaña. Allí sí declaraba como propios los bienes compartidos con su cónyuge. La única diferencia es que el Gobernador logró cambiar el auto: el año pasado declaraba un Peugeot 207 modelo 2011 y ahora tiene un 308 patentado el año pasado. Que Cornejo no tenga a su nombre el inmueble donde vive tiene que ver, según explicaron, a decisiones familiares. Lucía Panocchia es comunicadora social y trabaja en la Universidad Nacional de Cuyo.

El único ingreso declarado por Cornejo es su sueldo, que es de $68.429,92. Sin embargo no figura ninguna cuenta bancaria en su declaración jurada, a pesar de que al menos tuvo o tiene dos: una en el Supervielle (donde cobraba su sueldo como Intendente) y otra en el Banco Nación, donde cobra actualmente su salario.

En Fiscalía de Estado también figuran los bienes de Lautaro, uno de los hijos de Cornejo. Eso ocurre porque convive con el Gobernador y es mayor de edad. Lautaro, conocido como jugador de fútbol de salón, es un “incipiente empresario”, según lo describe su padre.

En ese sentido, tiene participación en varios negocios: una hamburguesería en calle Arístides, un Pet Shop y un local de venta de vinos espumantes al por mayor. En todas las sociedades tiene un cuarto de la participación. El Gobernador no tiene relación con esas empresas, salvo por un detalle: la dirección donde está radicada una de las empresas, Burmet S.A., es la casa del Gobernador, en calle Hungría.

El inversor

Aunque no figura en su DDJJ, Cornejo tuvo actividad en el rubro inmobiliario en los últimos años. Según pudo averiguar Diario Vox y confirmaron fuentes cercanas al Gobernador, hubo dos inmuebles que adquirió, pero luego vendió. Se trata de un departamento en Godoy Cruz, y una casa en Guaymallén. Ambos inmuebles, aseguran, ya no son de su propiedad.

Los montos de los bienes declarados tienen los mismos “vicios” que en todas las declaraciones juradas que se presentan: figuran según los avalúos, y no con el valor del mercado. Por eso la casa donde vive Cornejo está declarada en solo $239.045. El terreno que sí está a nombre del Gobernador, tiene un valor declarado de $119.756 Así, se genera un caso que solo puede entenderse bajo el contexto local: según la declaración jurada del Gobernador, un auto vale lo mismo que dos inmuebles. Es que la casa y el terreno que tiene la familia están tasados en $358.801 y el auto de Cornejo vale $316.550. Si se le suma el Fiat Strada de Lautaro, los valores en “vehículos” trepan a $496.55.

Alfredo Cornejo se ha dedicado a la actividad pública toda su vida y también es profesor universitario en la Universidad Nacional de Cuyo. Fue asesor en la Legislatura, legislador provincial, ministro de Gobierno y de seguridad, diputado nacional, intendente de Godoy Cruz y ahora Gobernador.

 

Comentarios