El mandatario anunció que enviará un proyecto de ley que autorizaría el pago de la deuda por $700 millones. La norma establece también nuevos requisitos para cobrar el ítem zona.

Tras fracasar el acuerdo paritario entre el Gobierno y el Sute, el gobernador Alfredo Cornejo dijo que enviará a la Legislatura un proyecto de ley que de aprobarse le permitirá cancelar una deuda aproximada de setecientos millones de pesos que el Estado mantenía con los docentes de la provincia.

La idea del ejecutivo es que de ese monto total, unos quinientos, sean destinados a pagar la deuda histórica por el ítem zona y otros cubran el impacto presupuestario de subir las zonas al sistema de sueldos y evitar así que se vuelva a originar una nueva deuda hacia adelante.

“Es un gran reclamo de muchos recursos, pero que está en vías de ser resuelto a través de un proyecto de ley para que nos autorice la propia Legislatura y así pagar la deuda con los docentes de zona y también poder reestructurar la zona a futuro. Esos reclamos, que incluyen alrededor de 16 mil docentes, los queremos cancelar antes de fin de año o principios de enero”, señaló Cornejo.

El mandatario manifestó que el caso del ítem zona adeudado a los docentes es quizás uno de los ejemplos más representativos de cómo se ha venido administrando en los últimos años, otorgando el beneficio a todo aquel que lo reclamaba, sin constatar si realmente le correspondía y diciéndole que se le pagaría cuando hubiera recursos.

“Se generó una deuda con una resolución y sin revisar si realmente correspondía o no otorgar la zona generando un derecho que iba a pagar el gobierno que viene. Muchos docentes llevan años litigando contra el Estado, algunos tienen sentencias aunque la mayoría no. Sin embargo queremos cerrar también el tema de zona con todos los docentes”, aseguró el mandatario.

La estrategia del ejecutivo es sacar la discusión de la comisión mixta creada en 2015, la cual creen que no sirve para nada, y que el beneficio de la zona se establezca a través de la Dirección de Estadísticas e Investigaciones Económicas (DEIE) quien constatará si la escuela cuenta o no con servicios básicos.

En ese sentido Cornejo aclaró: “Queremos hacer una nueva zona que sea clara, con parámetros concretos establecidos por la DEIE de escuelas más vulnerables, un parámetro más objetivo que queremos dejar sancionado por ley para que no venga otro gobierno y también empiece a sacar resoluciones garantizando zonas que no tienen recursos pero vendrá alguien que lo pague”.

Por su parte, el subsecretario de Legal y Técnica, Ricardo Canet, aseguró que en pleno centro de San Martín hay docentes que cobran el 20% de zona cuando asisten a establecimientos que cuentan con todos los servicios. “Al docente que ya cobra zona no se lo vamos a sacar, pero creemos que hay que barajar y dar de nuevo, sino vamos a estar creando una nueva deuda”, aclaró el funcionario en relación al manejo del polémico ítem.