Controlarán viáticos de funcionarios a través de tarjeta de débito

El registro electrónico permitirá conocer en qué, cómo y cuánto gastan cada vez que salen de la provincia. Además, publicará por mes lo que gastan en viáticos.

A poco de cumplir un año de gobierno, Alfredo Cornejo refuerza su apuesta por una mayor austeridad en los gastos del Estado. Para dar el ejemplo, él, sus ministros y todos los funcionarios comenzarán a justificar sus gastos en viáticos a partir de los resúmenes bancarios de las tarjetas de débito. Salvo en contadas excepciones, también estarán impedidos de realizar “regalos” y cargarlos a las cuentas públicas. Cada mes, se publicará además una nómina con el ranking de los que más gastan.

El Régimen de Viáticos fue puesto en vigencia ayer a partir de un decreto firmado por el mismo mandatario y todos sus ministros. En la nueva reglamentación se destaca no solo el concepto de racionalidad para los gastos que salen del erario público, sino que también pone un énfasis particular en el control y publicidad. De este modo, cada vez que abandonen la provincia o se trasladen más de 200 kilómetros desde su puesto normal de trabajo, deberán justificar anticipadamente no solo el motivo de su viaje, sino también lo que espera obtener y cuánto piensa que va a gastar.

A diferencia de lo que se acostumbraba hasta ahora, el dinero necesario para realizar el viaje será suministrado por dos vías, ambas electrónicas. La primera consiste en la “precarga corporativa”, es decir el depósito del dinero en una caja de ahorro de propiedad del viajero, de la cual se irá debitando cada uno de los pagos que realice. La segunda modalidad es la inversa, y consiste en el pago posterior de lo pagado con tarjeta de crédito, para lo cual deberá presentar el resumen bancario y los tickets o facturas recibidas.

Para eliminar las “subjetividades” propias de los viajes extensos, el Gobernador dispuso una diferenciación de los conceptos sobre lo que implica un viático y qué tipo de gastos pueden ser o no, asumidos por las arcas provinciales. Así, por el concepto de hospedaje solo podrá tomarse el costo del hotel u otro similar, con la pensión completa, multiplicado por los días que dure la estadía. Sin embargo, para evitar abusos o “confusiones”, solo se abonarán estos ítems siempre y cuando el funcionario no asista a un lugar donde el hospedaje o la alimentación corran por cuenta de quien invita o lo recibe.

Otro componente es el del traslado. Además de los pasajes de avión u ómnibus para llegar a su destino, se sumará un proporcional de los costos requeridos para trasladarse desde su hogar a la estación, y desde el punto de destino a los puntos geográficos que necesite moverse, siempre y cuando esos gastos no estén a cargo del anfitrión que lo recibe.

Una vez completada la misión, el funcionario deberá presentar un informe que será remitido a la Contaduría General de la Provincia que incluya el itinerario realizado, los comprobantes de cada pago y un detalle de los objetivos de la misión, y si se cumplió y en qué grado. Los números finales, serán publicados mensualmente a partir de la página oficial del Gobierno y el Boletín Oficial para que la ciudadanía pueda conocer quién y cómo se gastan los fondos públicos.

Comentarios