Continúa la polémica por la liberación del sindicalista Venegas

Tras la liberación del secretario general de la Uatre, Gerónimo Venegas, apresado por orden del Juez Norberto Oyarbide en el marco de la causa que investiga la mafia de los medicamentos, se disparó la polémica por la “defensa corporativa” que llevó a cabo la CGT.

 

El dirigente de la Central de Trabajadores Argentinos, Hugo Yasky, consideró que “no se puede hacer una defensa corporativa con la detención de Venegas, no se puede decir que es un ataque al sindicalismo”.

Yasky se refería así a la movilización de sindicales que se produjo el día posterior al arresto de Venegas, orquestada en gran parte por el líder de la CGT, Hugo Moyano y por el ex presidente Eduardo Duhalde. 

“La causa de la mafia de los medicamentos evidentemente tiene fundamento, hay denuncias y hechos que están al desvío de fondos de obras sociales de manera no transparente, entre otras irregularidades”, aseguró Yasky.

Por su parte la ex ministra de Salud Graciela Ocaña también criticó la actitud de la CGT. “Hay un sistema corrupto en las obras sociales sindicales que termina en el financiamiento ilegal de la política”, declaró en Radio 10. 

“El otro día vimos la reacción corporativa para que ese sistema no caiga”, dijo Ocaña, quien consideró que hubo un “apriete a la justicia”, y admitió que, luego de ver los resultados de las movilizaciones sindicales, tiene dudas de que “algún juez se anime a tocar a Hugo Moyano, aún cuando lo encuentre in fraganti”.

El principal aliado político de Vargas, Eduardo Duhalde, también se pronunció en contra de Hugo Moyano, cuando admitió que era posible que la reacción de la CGT hubiera tenido como fin protegerlo de un eventual avance judicial en su contra. 

También se desligó del dirigente gremial al asegurar que Moyano “no tiene nada que ver con nosotros, es parte del problema del Gobierno”, al tiempo de que lo acusó de traicionar a los trabajadores: “Es natural en el mundo de los gremios que tengan poder económico al servicio de los trabajadores, pero cuando lo hacen en forma personal son traidores a la causa de los trabajadores”.

Duhalde volvió a repetir que el arresto del titular de la Uatre era un movimiento político, y lo comparó con la toma de terrenos en villa Soldati en diciembre del año pasado: “con el arresto de Venegas se repite lo mismo que el Gobierno le hizo a Macri, es la zancadilla que le hicieron a Macri en el Indoamericano”.


Comentarios