La familia Righi está terminando el primer edificio de Mendoza con energía fotovoltaica y térmica. Un cambio de paradigma.

Primero fue la calidad en la construcción, las terminaciones y el uso de materiales como el ladrillo y no las placas de yeso. Luego con el tiempo fue eso más los amenities para diferenciar cualquier desarrollo inmobiliario. Ahora la apuesta verdaderamente diferenciadora es la sustentabilidad. Y Mendoza ya tiene sus pioneros.

La empresa  Construcciones está levantando el primer edificio de Mendoza que generará energía. El  edificio “Construcciones 14 “ tendrá energía solar, para la generación de electricidad y agua caliente. El nuevo edificio se construye en una zona en crecimiento muy cerca de la plaza de Godoy Cruz, en calle Güemes al 36, entre Colón y Perito Moreno, y estará terminado para mediados de este año.

 El edificio tiene 32 departamentos de 1 y 2 dormitorios distribuidos en 8 pisos, 2 locales comerciales, 33 cocheras en dos niveles y una superficie cubierta total de 3.752 m2.  “La energía solar es el puntapié ideal para empezar a trabajar la sustentabilidad en la construcción de edificios en Mendoza y que la gente empiece a exigir cambios como en su momento exigía más y mejores amenities”, afirma Matías Righi, antes de señalar que como empresa son los primeros en la provincia en incorporar la energía solar para todo lo que es iluminación en los espacios comunes (hay 146 luminarias en todos los espacios) y en el agua caliente que llega a cada departamento.

edificio solar mendoza 2

Con esto, los futuros propietarios y habitantes verán reducirse considerablemente el monto que pagan por expensas.  El edificio 14 es el primero del ámbito privado en Mendoza que genera electricidad por medio del sol para iluminar todos sus espacios comunes (fotovoltaica) y agua caliente (térmica), que llega directamente al termotanque a gas de cada departamento. En ambos casos el consumo de electricidad y gas se verá reducido. Junto con ello, y para elevar la eficiencia en el consumo de todo el edificio, instalaron toda la iluminación con tecnología LED y de bajo consumo en los espacios comunes.

Al ser consultados sobre el por qué de esta decisión, padre e hijo Righi se mostraron “convencidos de que hace falta un cambio en materia de sustentabilidad en todo el mundo y particularmente en Mendoza; y nos pareció que lo solar es un buen comienzo. La energía solar es gratis, limpia y renovable. Usarla es una decisión inteligente”.

Y este mensaje está llegando a los inversores. “Los mendocinos están comprobando que los departamentos sustentables no son más caros (hay un diferencial de costos no superior al 3% en el caso del edificio 14) y que además cuentan con un plan B energético para toda la vida, ya que tienen dos fuentes de energías y no se van a tener que preocupar por los cortes”, afirma Matías Righi.

edificio solar mendoza 3

Sin embargo, aún faltan señales políticas para que la sustentabilidad gane terreno. “Nos gustaría y ayudaría mucho que el Estado en todos sus niveles (Nación, Provincia y Municipio) genere estímulos para las energías renovables tanto para los compradores de este tipo de inmuebles como para los desarrolladores. Creemos que esto puede generar un gran cambio de paradigma”, afirman desde Construcciones SRL.

El cambio de paradigma llevó a la empresa a trabajar con nuevos proveedores y a cerrar alianzas con futuro. En el caso de la energía solar, la empresa confió en Energe SA para la compra, instalación y montaje de los paneles y equipos para la generación de electricidad y agua caliente. La buena noticia es que la mayoría de los componentes se fabrican y consiguen en el país. Y las señales que vienen dando los desarrolladores ya están siendo muy bien recibida por parte de los inversores. “Siempre hay demanda de algo mejor, el problema es que tenemos que generar conciencia en el empresario del Real Estate para que haya más oferta, que se construyan más edificios sustentables. ¿Quién no va a preferir un edificio que es más ecológico y que además permita ahorrar dinero en servicios?”, se preguntan padre e hijo Righi.  “La respuesta de los clientes ha sido extraordinariamente buena”, admite Matías Righi.