Confusión y desprolijidad por el congelamiento de los combustibles

El presidente anunció ayer que los precios no se moverían durante 90 días. El gremio de los petroleros y las empresas se quejaron. Desde el Gobierno informaron que tendrán que negociar.

El presidente Mauricio Macri anunció ayer el congelamiento de los precios de los combustibles. Sin embargo, unas horas después de haberlo anunciado, antes de las 21, se produjo una gran confusión. Trascendió la información sobre que el mandatario habría dado marcha atrás con la medida porque las petroleras no habían sido consultadas. Entonces, según indicaron en el canal TN, desde Jefatura de Gabinete ratificaron que el congelamiento de precios sigue en pie.

En síntesis, el techo para los precios de la nafta y el gasoil queda en stand by hasta este jueves. El Gobierno se sentará en una mesa de diálogo con las petroleras y los estacioneros para acordar la medida.

Desde el gremio de los petroleros y los empresarios que invirtieron en Vaca Muerta patalearon por la medida, pero porque no fueron consultados. Además, trascendió que no aceptarían una resolución que obligue a las empresas a mantener los precios, solo podrían mantenerse por acuerdo.

En ese sentido, el Poder Ejecutivo podría aplicarles la ley de abastecimiento y obligar a las petroleras a dispensar combustibles. Por ello los estacionares apoyaron la medida pero le pidieron al Gobierno Nacional que les exija a las petroleras que haya abastecimiento.

“Esta convocatoria de la medida no es una marcha atrás al anuncio del presidente sino una marcha atrás en la publicación de la resolución que debía darse mañana para abrir el diálogo con las empresas”, explicó la fuente gubernamental.

Fuentes oficiales explicaron que, para calcular el congelamiento por 90 días del precio en pesos de nafta y gasoil en el segmento minorista de combustibles, se implementaría un congelamiento por el mismo plazo del precio del crudo.

Las petroleras consultadas por Télam tras el anuncio del presidente Macri admitieron que se encuentran “evaluando la decisión del Gobierno y esperando ver cómo se implementa” pero advirtieron que la medida “es una señal malísima para el clima de inversiones en toda la cadena de valor de los combustibles”.

Comentarios