Así lo aseguró el Ministerio Público, relevando la protesta del miércoles. Según una ONG, los arrestados son 565 personas, aunque desde el oficialismo aseguran que son 312.

Los disturbios registrados en el contexto de las manifestaciones opositoras y oficialistas que se realizaron el miércoles en Venezuela dejaron tres muertos, 62 heridos y 312 detenidos, confirmó el Ministerio Público, aunque una ONG elevó la cantidad de arrestados a 565.

Con esos datos, suman nueve las víctimas fatales registradas en el contexto de protestas callejeras efectuadas en diversas ciudades de Venezuela en lo que va de abril.

Los estudiantes Carlos Moreno, de 17 años, y Paola Ramírez, de 23, fueron baleados en la cabeza en Caracas y San Cristóbal, la capital del estado andino Táchira, respectivamente.

En tanto, el sargento segundo de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB, policía militar) Niumar San Clemente recibió un balazo disparado por un francotirador en las afueras de Caracas, según describió el defensor del Pueblo, Tarek William Saab.

Asimismo, el Ministerio Público reportó 62 personas heridas en las protestas que, según afirmó, se registraron “en el área metropolitana de Caracas y en 14 estados del país”.

Hasta el comunicado de la fiscalía solo se conocían reportes parciales de heridos en algunas ciudades o regiones.

Por otra parte fueron detenidas 312 personas, según el Ministerio Público, o 565 según la ONG Foro Penal Venezolano, que usualmente releva los casos de opositores arrestados o encarcelados por el gobierno.

Saab anunció en su cuenta de Twitter que fue detenido un hombre al que identificó como Iván Pernía y del que dijo que “se ha declarado confeso” del asesinato de Ramírez.

El ministro de Interior y Justicia, general Néstor Reverol, afirmó que Pernía es militante del partido opositor Vente Venezuela (VV).

La líder de VV, la ex diputada María Corina Machado, replicó a través de Twitter que los funcionarios del gobierno “usan el asesinato de una venezolana, del cual son responsables, para calumniar; así es esta dictadura criminal”.