Condenan a la provincia a pagarle más de 11 millones a Cartellone y Pescarmona

En 2005, el gobierno de Julio Cobos obligó al Consorcio de Empresas Mendocinas Para Potrerillos (Cemppsa), integrado por Pescarmona y Cartellone, a construir un terraplén para reforzar la seguridad del dique.

 

Las empresas fueron a Justicia, pero hicieron la obra. Ayer, su reclamo fue escuchado por la Corte Suprema, que le dio la razón a Cemppsa y condenó al Estado provincial a pagar más de $11 millones al considerar, luego de estudiar los informes de peritos, que la obra era innecesaria. 

Mendoza deberá pagar $2,8 millones por el costo de la construcción más otros $8,3 millones por lucro censante. 

A ese monto hay que sumarle los intereses, y la deuda podría llegar a los $16 millones.

Luego de conocer la sentencia del máximo Tribunal mendocino, Cobos defendió la medida que tomó mientras era el gobernador de Mendoza. “El terraplén había que hacerlo por seguridad de la represa”, dijo desde Baradero.

Comentarios