Con 850 alumnos, inició su ciclo lectivo la Escuela Municipal de Rock de Guaymallén

La entidad está situada a pocas cuadras de la Terminal de Ómnibus; Es la segunda en su tipo en el país.


Por Matías Carretero

La Escuela Municipal de Rock comenzó su ciclo lectivo con 850 alumnos inscriptos. La institución, ubicada en calle Villanueva 115 de San José, Guaymallén, es la segunda de su tipo en el país.
Esta vieja casona fue acondicionada para el dictado de los distintos talleres que tendrán lugar en ese espacio. El dictado de clases es de lunes a viernes de 17 a 23. La comuna se hizo cargo de proveer los instrumentos. El presupuesto de la iniciativa es de 50 mil mensuales.
“La idea es poder incluir a todos los ciudadanos que tengan ganas de poder tocar un instrumento. Para el próximo ciclo volveremos a inscribir a los alumnos que se muestren interesados en sumarse. Si hace falta buscaremos otro lugar para poder hacer frente a la demanda que se presenta”, detalló a nuestro medio el intendente de esa comuna, Alejandro Abraham, en el acto de presentación de la escuela.
El nuevo espacio, que recuerda a la conocida película protagonizada por Jack Black y dirigida por Richard Linklater, tiene como objetivo crear un lugar abierto para la formación y guía de niños, jóvenes y adultos, hacia el camino de la música. Respecto a los requisitos, la única condición que se solicitaba para las inscripciones es que los interesados deben ser mayores de 8 años, y no existen límites de edad.
El intendente adelantó que los chicos una vez que terminen el cursado de los talleres podrán realizar clases en uniones vecinales o clubes del municipio.
“Es una alegría muy grande que se pueda concretar este sueño que teníamos de llevar adelante la escuela de rock. Desde hace tiempo que veníamos desarrollando los programas, organizando las clases, de qué manera vamos a trabajar. Somos 20 profesores que estamos muy contentos de que esto se haga realidad”, detalló a Vox Populi, Mario Mátar, encargado de dirigir las riendas artísticas de este emprendimiento.
Los chicos, además de aprender a tocar rock, tendrán la posibilidad de conocer la historia del género en la provincia y saldrán preparados para formar bandas.
Hay tres niveles para cada instrumento: principiante, intermedio y avanzando. Entre las clases que se dictan hay lugar para aprender a tocar una guitarra eléctrica, bajo, batería, percusión, teclados y saxo; talleres de canto y capacitación teórica sobre autogestión, producción y composición, dando vida a este nuevo espacio para la integración y el arte.
Profesores de la escuela
Mátar es acompañado por Laura Fuertes en la Dirección Pedagógica, Federico Giménez en Secretaría y contará con los conocimientos de Edgardo Póvez en guitarra, Federico Zuim en bajo, Eduardo Ordoñez en percusión, Walter Gazzo en Historia, Pablo Moreno en Producción de Estudio, Zurdo Paz en batería, mientras que Mariano Della Torre y Alina Rodríguez serán los que dicten los talleres de canto.

Comentarios