Comienza el juicio al Chapo Guzmán y puede recibir cadena perpetua

Desde hoy empieza a ser juzgado el narcotraficante mexicano, que se encuentra detenido en Estado Unidos. Se estima que este proceso judicial dure más de tres meses.

El capo narcotraficante mexicano Joaquín “El Chapo” Guzmán será juzgado a partir de hoy en Estados Unidos, en un proceso que durará más de tres meses y puede costarle cadena perpetua. A casi dos años de su extradición, el juicio en la Corte Federal del Distrito Este de Nueva York, a cargo del juez Brian Cogan, comenzará con la elección del jurado.

Guzmán, de 61 años, enfrenta 11 cargos de narcotráfico, conspiración y lavado de activos, y bastará con que el jurado lo encuentre culpable en uno solo para que sea sentenciado a perpetua.

Guzmán es considerado el más poderoso capo del narcotráfico en México y fue extraditado a Estados Unidos en enero de 2017, un año después de haber sido capturado por tercera vez en su país.

Jefe del cartel de Sinaloa -el mayor exportador de drogas a Estados Unidos, según la Agencia Antidrogas norteamericana, DEA-, Guzmán fue llevado a Nueva York.

También era reclamado en los estados Arizona, California, Florida, Illinois y Texas, e incluso tiene acusaciones pendientes en México.

En el proceso en Nueva York, el equipo acusador estará a cargo de la abogada de origen argentino Andrea Goldbarg.

En tanto, la defensa estará encabezada por el abogado neoyorquino Jeffrey Lichtman y el ecuatoriano Eduardo Balarezo.

Recientemente, la Fiscalía retiró seis cargos -originalmente eran 17- para agilizar el juicio.

Desde que llegó a Estados Unidos, Guzmán está recluido en el Metropolitan Correctional Center, una cárcel de máxima seguridad en Manhattan que albergó a líderes de Al Qaeda y es conocida como “La Guantánamo de Nueva York”.

El Chapo -llamado así por su baja estatura, pues mide 1,64 metro- está aislado en una pequeña celda del décimo piso, en el área más vigilada.

En el calabozo nunca se apaga la luz y solo puede salir de allí una hora por día o cuando lo visitan sus abogados o sus hijas gemelas de siete años, únicas personas autorizadas a verlo.

No obstante, durante el proceso será trasladado a otro lugar que no fue develado por motivos de seguridad, por decisión de Cogan, informó la agencia de noticias DPA.

El juez accedió a un pedido de la defensa, quien alegó que el traslado desde la cárcel al tribunal, que obliga a cortar el puente de Brooklyn e incluye una decena de automóviles y un helicóptero como escolta, perjudica a Guzmán por la imagen de peligrosidad que causa en el jurado.

También por seguridad, la Fiscalía se negó a revelar la identidad de sus testigos, entre los cuales hay antiguos colaboradores y rivales de El Chapo.

Comentarios