Código Civil: las relaciones de familia fueron las más favorecidas

A 15 meses de los cambios, las causas de divorcio y adopción son mucho más sencillas de resolver. Aguardan los códigos procesales para “pulir” detalles pendientes.

El Código Civil y Comercial cumple hoy 15 meses de aplicación en el país y aún sigue despertando interpretaciones y consagrando derechos. Aunque faltan sus correlativos de procedimientos, los jueces mendocinos acompañaron el cambio y encontraron las vías para conducir las causas a mejores resultados. Las relaciones de familia fueron las que mejor acogida tuvieron. Hoy la discusión está enfocada en las compensaciones económicas.

Hace poco más de un año, el código fue acogido con esperanzas pero también con dudas y recelos. Incluso, hasta sufrió el rechazo dentro de las fuerzas que hoy gobiernan la política nacional, que se oponían a un texto promulgado durante los últimos meses del kichnerismo. Sin embargo, superadas las elecciones y dado el éxito de los fallos obtenidos, hoy sería inviable cualquier resolución que tendiera a sustituirlo o aggiornarlo.

Su fortaleza reside en la contundencia de los fallos ejemplares obtenidos en juzgados de todo el país, entre los que Mendoza no estuvo exenta. Divorcios con menos conflictos, facilitación de adopciones, disposiciones ajustadas sobre la capacidad, defensa de los consumidores y procesos sucesorios fueron algunos de los pilares que consolidaron el proceso.

Lo que viene

Como reza el refrán “el derecho es interpretación”, la riqueza del Código Civil y Comercial de 2015 resulta aún inagotable, tal como ocurrió con el centenario código de Vélez Sarsfield y sus correspondientes modificaciones, que dieron cabida a decenas de leyes que hoy están incluidas en el nuevo texto. Como ocurrió con el divorcio durante 2015, este año la atención gira alrededor de los contratos de alquiler y las compensaciones económicas.

En Mendoza la discusión corre por la imperiosa necesidad de sancionar nuevos códigos de procedimiento. Aída Kemelmajer, que trabajó en la “Comisión para la Elaboración del Proyecto de Ley de Reforma, Actualización y Unificación de los Códigos Civil y Comercial de la Nación”, nuevamente ocupa un lugar central, ya que junto a otras juristas mendocinas es una las redactoras del Código Procesal de Familia, del cual Diario Vox ya anticipó la propuesta de crear juzgados especializados en violencia.

A este proyecto, se le suma el de la redacción del Procesal Civil, cuya comisión fue constituida durante la administración del ex gobernador Francisco Pérez, en coordinación con los ministros de la Suprema Corte de Justicia, miembros de la Asociación de Magistrados y representantes de ambas cámaras de la Legislatura.

Comentarios