Ciudad del Cabo se convertirá en la primera ciudad importante en la historia reciente en quedarse sin agua, sumida en una gran crisis.