La automotriz china presentó el restyling del city car, un auto que ahora quiere ganar no solo por precio sino también por una imagen más atractiva, cambios en el diseño y equipamiento.

Chery presentó en el mercado local una nueva versión del QQ, el más chico de la marca que compite en el segmento de los llamados city car.

El QQ llegó al mercado de manos del grupo Chery-Socma y hasta ahora logró ganar posicionamiento gracias a su tamaño y precio. Sin embargo, con la última renovación, la apuesta es llamar la atención también por la imagen y es por eso que se lo ve más atractivo.

El nuevo modelo cuenta con un nuevo motor de tres cilindros de 1,0lts. 12 válvulas, inyección multipunto, doble árbol de levas a la cabeza y 69 cv de potencia a las 6.000 vueltas. El par máximo, en tanto, es de 93 Nm disponibles entre las 3.500 y 4.500 vueltas. La transmisión es una manual de cinco relaciones y la tracción es delantera.

Con carrocería de cinco puertas, tiene 3,56 metros de largo, 1,62 metros de ancho y 1,52 metros de alto, mientras que la distancia entre ejes es de 2,34 metros.

Su diseño se distingue por líneas más ágiles y dinámicas, dejando de lado esa imagen más estática definida por líneas rectas que lo caracterizó en la primera etapa. Un detalle que llama la atención es la incorporación de una manija oculta en la puerta trasera y una tapa de vidrio para el baúl.

También en la parte trasera se distinguen faros de diseño moderno en posición vertical que enmarcan la tapa de baúl y por debajo un paragolpes de líneas curvas que aloja la luz de reversa, sensores de estacionamiento y un reflector.

El lateral se ve trabajado, con varias líneas que cruzan la carrocería, así como pasaruedas marcados y una cintura de leve ascendencia.

El nuevo QQ se ofrece en dos versiones y siete tonos: Blanco lino, Beige arena, Violeta púrpura, Naranja damasco, Azul del mar, Rojo fresa y Marrón café. En cuanto a los precios son los siguientes:

Light Security: $166.192, Confort Security: $178.412.