Chau, Chespirito

Un niño, disfrazado del “Chavo del Ocho”, camina junto a sus padres rumbo al estadio Azteca, en el Distrito Federal de México, donde ayer despidieron los restos de Roberto Gómez Bolaños, “Chespirito”.
Un niño, disfrazado del “Chavo del Ocho”, camina junto a sus padres rumbo al estadio Azteca, en el Distrito Federal de México, donde ayer despidieron los restos de Roberto Gómez Bolaños, “Chespirito”.

Comentarios