Chagas: en Mendoza hay 300 casos de embarazadas infectadas

Los últimos viernes de agosto se conmemora el Día Nacional por una Argentinas sin Chagas. Se estableció en esta época porque es cuando se registra la mayor actividad de la vinchuca.

El Chagas es una enfermedad causada por el parásito Trypanosoma cruzi que puede estar presente en la materia fecal de la vinchuca. Según la organización Médicos sin Fronteras, esta enfermedad aún afecta a unas 8 millones de personas en Latinoamérica mientras que aproximadamente otras 70 millones viven en áreas de riesgo.

En Mendoza, las autoridades del Ministerio de Salud afirman que hace más de cinco años que no se registran en la provincia casos de transmisión vectorial, que son las personas que han contraído la enfermedad por entrar en contacto con la materia fecal de la vinchuca, y que el abordaje principal de la problemática hoy se enfoca en la transmisión congénita que se produce de madres chagásicas a sus hijos.

La ministra de Salud, Eleizabeth Crescittelli, señaló que en la provincia hay al menos unos 300 casos de mujeres embarazadas con Chagas y que el principal objetivo es trabajar en detección temprana en las madres infectadas ya que el efecto curativo en niños es altísimo cuando se detecta a tiempo.

Horacio Falconi, jefe del Departamento de Enfermedades Zoonóticas y Vectoriales del ministerio, explicó que la transmisión del parásito se puede producir en el transcurso del embarazo o bien durante o después del parto. Además destacó de las 300 mujeres infectadas se calcula que solo en un 5 o 7 por ciento transmitirá la enfermedad al niño.

La detección del Chagas se realiza mediante de dos procedimientos, el “diagnóstico de certeza” (o parasitológico) en el que se consta la presencia del parásito en la muestra de sangre, y el “diagnóstico indirecto” donde lo que se observa en la muestra es una mayor presencia de anticuerpos hacia organismo. 

Una vez establecido el diagnóstico la enfermedad se trata con antiparasitarios en la faz aguda y se extiende hasta la edad de 19 años en los casos crónicos. También se utiliza en mujeres en la etapa previa al embarazo con el objetivo de disminuir las posibilidades de transmisión. Estos tratamientos son gratuitos y se practican tanto en hospitales públicos como centros de salud de toda la provincia.

Falconi señaló que solo el 30% de los infectados chagásicos va a enfermar, que el resto nunca va a presentar síntomas y que la  infección se complica después de 15 o 20 años de no haber sido tratado. En ese sentido advirtió que cuando ha pasado mucho tiempo desde la infección no existe tratamiento efectivo o cura, aunque si hay tratamientos paliativos que se aplican según la sintomatología. 

Comentarios