CFK pidió por su hija a la justicia: “Que se metan conmigo, no con ella”

Además, la expresidenta comunicó mediante un video que Florencia Kirchner padece una enfermedad agravada por el estrés de las acusaciones. Se trataría un problema linfático.

La ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner viajó en la madrugada de ayer a Cuba para encontrarse con su hija Florencia, ya que la joven presenta importantes problemas linfáticos agravados por el estrés.

La ex mandataria publicó un video con fotos y compilados de su hija, en su cuenta de Twitter donde explicó que Florencia sufre de “severos problemas de salud” producto del estrés que sufre por la persecución política hacia su familia.

La mandataria aclaró que los hijos son “herederos forzosos” de sus padres por la ley y que no pueden elegirlo.

También relató que en su momento la joven viajó a Cuba por ser coguionista de un documental sobre la desaparición de Santiago Maldonado y que consultó con médicos de esa ciudad por su afección.

Los profesionales le recomendaron comenzar un tratamiento de inmediato. Ella volvió a la Argentina y en febrero volvió a viajar. El último 7 de marzo, los médicos le prohibieron volver al país porque no puede pasar largos periodos de tiempo sentada o de pie. Cristina dijo: “Por eso les pido a los que nos odian, o que nos ven como enemigos, que por favor se metan conmigo. No con ella”.

¿Qué tiene Florencia?

Según publicó el diario Perfil, Florencia fue internada en agosto del 2018 en la Clínica Favaloro, a causa de un edema crónico en los miembros inferiores, una hinchazón por la acumulación de líquidos a nivel subcutáneo en piernas, tobillos y pies. Además, se comentaba en los últimos meses de que Florencia sufría de ataques de pánico.

Esas serían las razones por las que en la madrugada CFK viajó a Cuba en la madrugada de ayer.

La actual senadora notificó el miércoles al juzgado federal de Claudio Bonadio del viaje, por el cual se ausentará durante una semana del país. Cristina brindó esta información de manera voluntaria, ya que a pesar de sus causas judiciales no tiene una prohibición para salir del país.

Durante sus dos gestiones presidenciales, la expresidenta mantuvo una muy buena relación con el fallecido Fidel Castro y el Raul Castro e incluso realizó una visita protocolar como jefa de Estado.

Comentarios