Cayeron una banda y su líder que estafaban por Internet en Mendoza

Compraban bienes a través de Facebook que pagaban con cheques robados, que después no se podían cobrar, y con dólares falsos. En total son 8 personas detenidas.

Una banda integrada por ocho personas que se dedicaba a comprar bienes por Facebook que los pagaba con cheques robados o dólares falsos fue desbaratada ayer por la justicia Mendocina.

El sospechoso de ser el líder e ideólogo de la organización es Rodrigo Raía, quien tiene un extenso prontuario por estafas y ha sido considerado como el mayor timador de Mendoza.

La banda la integraban otras siete personas, entre ellas su esposa Bárbara quien en alguna oportunidad le inició una causa por violencia.

La fiscal de Delitos Económicos, Gabriela Chaves, es quien llevó adelante la pesquisa. Durante cinco meses investigó y siguió los pasos de la banda.

Raía, quien en el 2012 también fue detenido junto a su padre por estafar a familias con casas y autos, pergeñó otro engaño y lo sofisticó a través de Internet.

Los integrantes de la banda se conectaban con personas que vendían algún bien a través de Facebook. Una vez hecho el contacto, Raía se comunicaba telefónicamente con las víctimas y les ordenaba a sus súbitos que se presentaran ante los vendedores.

De este modo, a Rodrigo Raía nunca le veían el rostro y los bienes eran pagados con cheques robados o dólares falsos por una pareja integrante de la banda para generar confianza. En ocasiones, era la propia esposa del líder la que hacía esos “pagos”.

De este modo, lograron comprar heladeras, freezera, baldes de pintura, motos, cuatriciclos, carros, food frucks, botes y otros objetos, que pagaban con papelitos que no servían para nada.

Las víctimas se daban cuenta a los pocos días que habían sido engañadas y comenzaban a buscar a los compradores, a quienes ya no encontraban más y el teléfono del que las habían llamado, ya no existía.

Como resultado de los allanamientos, secuestraron 28 teléfonos celulares, una Play Station, 3 cheques, 2 relojes Rolex, un revólver calibre 32, un revólver calibre 38, una pistola calibre 22 corto, 2 rifles calibre 22 largo, una escopeta calibre 36, 23 cartuchos calibre 36, una camioneta Chevrolet Captiva, un  VW Voyage, un Chevrolet Corsa, 12 Noteboks, 6 heladeras, 1 generador de corriente marca Honda, 3 tarros de pintura, 53 gramos de cocaína, $ 750 dólares y $ 480.000 pesos argentinos.

Comentarios