Caso Próvolo: la defensora pidió nulidad

Los acusados están imputados por los delitos de acceso carnal agravado por la guarda y la convivencia preexistente con menores, en concurso real con corrupción de menores, en 28 casos.

Alicia Arlotta, defensora oficial de los curas Nicola Corradi (83) y Horacio Corbacho (61), y del jardinero Armando Gómez (51), acusados de reiterados abusos sexuales en la causa del Instituto Antonio Próvolo, pidió la nulidad de todo lo actuado en la causa que se tramita en la justicia.

Los acusados están imputados por los delitos de acceso carnal agravado por la guarda y la convivencia preexistente con menores, en concurso real con corrupción de menores, en 28 casos.

Antes de comenzar su alocución, se vivieron momentos de tensión entre la defensora y los querellantes, ya que Arlotta pretendía comenzar recién hoy con su defensa, pero se la obligó a comenzar ayer.

Entonces Arlotta, según las fuentes judiciales, pidió la nulidad de todo lo actuado, basándose en que se “violó el derecho a la legítima defensa”.

La defensora oficial que argumentó que como no hubo “fechas certeras de cuándo se dieron los hechos, no pudo defender correctamente a los imputados”, concluirá hoy su alegato, y se esperan duras réplicas, tanto de los abogados querellantes, como de los fiscales Gustavo Stroppiana, y Alejandro Iturbide.

Comentarios