Cada legislador tiene más de $300 mil para gastos “libres”

Además del aumento de sueldos, también subió el monto que pueden destinar anualmente para viáticos, contratos y otros gastos discrecionales. Las dietas subieron más de $10 mil

Los legisladores de Mendoza recibieron una buena noticia ayer: gracias al impacto de las paritarias, cobraron más de 10 mil pesos de aumento y sus dietas superaron los 68 mil pesos: hace un año ganaban $40 mil. Ese incremento se ejecutó de manera automática por estar atados a la paritaria de la administración pública. Lo que no quedó atado para los legisladores son las obligaciones que impuso el Ejecutivo al resto de los estatales, como presentismo y productividad.

Pero los diputados y senadores tuvieron otro aumento más disimulado. Este año también tienen más recursos disponibles para gastar de manera discrecional en viáticos, contratos de locación, subsidios indirectos y cualquier ítem que crean conveniente, siempre y cuando consigan algún comprobante que lo justifique. Cada diputado tiene a su disposición 310 mil pesos anuales para gastos discrecionales y cada senador 318 mil pesos para el mismo fin. Así lo informaron oficialmente ayer. Las cifras también se reajustaron luego del aumento por paritarias.

Por eso cada legislador tiene más de $25 mil mensuales para gastar. Hace tres años, la cifra era considerablemente menor: $10 mil mensuales para los diputados y $15 mil para los senadores.

Esos recursos se gastan a pedido. El monto asignado es anual y cada legislador solicita los recursos que quiere por mes. La consigna tácita es “no gastarse todo de una sola vez” y el requisito es justificar los gastos administrativamente. En el caso de los viáticos, con pasajes y estadías. En el caso de que se use para contratos de locación temporales, se adjunta la factura y el pago del monotributo. Pero también pueden usarse esos recursos para “ayuda solidaria”. Es decir para comprar bienes para instituciones, escuelas, o a quien el diputado o senador lo decida. En criollo, se destinan a hacer política. Fuera del circuito administrativo y legal, los recursos discrecionales siempre estuvieron sospechados por prestarse para otros usos, como los sobresueldos encubiertos o los contratos sin control.

Néstor Parés, presidente de la Cámara de Diputados, dijo que hay control sobre esos gastos para evitar malos usos. “En el caso de los contratos se exige el cumplimiento de los pagos y se hacen las retenciones. El resto de los gastos tiene que ser comprobado. Todo es auditado por el Tribunal de Cuentas”, aseguró Parés.

En el Senado aseguran, extraoficialmente, que esos recursos se usan para contrataciones específicas que requieren algunos legisladores y que también hay un estricto control. En esa Cámara aseguran que los gastos de personal se redujeron sensiblemente este año.

La senadora Noelia Barbeito volvió a cuestionar el aumento en las dietas, por más que es legal. El resto de los legisladores defendió el aumento y aseguraron que no se trató de un “dietazo”, porque ellos no intervinieron para que se ejecute.  Y, como ocurre con el resto de los estatales, el aumento que cobraron ayer no será el último del año.

Comentarios