Consideran que sería fundamental para que pymes provinciales puedan incorporarse a las cadenas productivas. Además se buscaría el apalancamiento del sector privado.

Se reunió ayer en Mendoza la Mesa de Integración Productiva para el Desarrollo de Energías Renovables, un programa del Ministerio de Producción de la Nación, que tiene el objetivo de potenciar el crecimiento de las pymes proveedoras de los proyectos de energías renovables y promover la generación de empleo en las provincias.

La jornada fue organizada por la Secretaría de Integración Productiva y contó con la presencia de referentes de la industria local, empresarios, autoridades provinciales y la participación de secretario de Integración Productiva de la Nación, Fernando Premoli, quien destacó que a través de este espacio se busca que las empresas provinciales puedan incorporarse dentro de las cadenas productivas como para que las empresas conozcan las herramientas disponibles de financiación, se inscriban en distintos programas, trabajen de manera coordinada y potencien el nuevo mercado de las renovables.

Al respecto, el funcionario nacional dijo que Mendoza tiene un potencial enorme y que se encuentra entre las principales provincias debido a que cuenta con una matriz energética diversificada. Además señaló que en la provincia hay muchas empresas que son “sumamente productivas y competitivas pero que no sabían todavía todo el potencial que pueden tener para este sector”.

En cuanto a las herramientas de financiamiento, Premoli señaló que “es clave que los productores y las empresas que trabajan en el sector puedan tener buenas condiciones crediticias por lo que se está trabajando en algunas líneas especiales con el Banco BICE y con otros bancos locales. También es importante que lleguen inversiones extranjeras porque son clave para el desarrollo territorial en el que estamos trabajando en este momento para desarrollar este clúster”.

Por su parte, el titular de la Unión Industrial de Mendoza, Mauricio Badaloni, dijo que hoy es posible pensar en generar un clúster de energías renovables en Mendoza porque hay empresas que cuentan con la tecnología y la capacidad necesaria para afrontar el desafío.

La creación de un clúster significa también mostrar el proceso que ha venido generando este gobierno con el programa Renovar y alcanzar el objetivo de producir el 20% de nuestros recursos energéticos con energías renovables para el año 2025. Con este clúster se busca también el apalancamiento del sector privado.

Si bien el sector industrial muestra entusiasmo, también se plantean algunas dudas sobre si realmente se priorizará la industria local por encima de la necesidad de bajar a cualquier precio el costo de la producción de energía.  Es que este último escenario podría significar que varios de los proyectos adjudicados en Renovar se desarrollen con materiales importados desde países más avanzados. Es aquí donde el presidente de la UIM entiende que hay una diferencia con el ministro Aranguren quien cree que los proyectos deben adjudicarse al precio más barato.

“Nosotros lo que estamos buscando es un mix que no escape a la razonabilidad y que le permita a las empresas argentinas y mendocinas darle vida a un clúster.  Creo que la discusión es buena porque uno tiene que buscar recursos baratos y por otro lado generar desarrollo productivo. Lo que no me parece es que gane uno en detrimento del otro sino que se pueda generar un pacto que les sirva a todos”, dijo.