Brasil: Bolsonaro se impuso en las elecciones, pero habrá balotaje

Anoche, el candidato de extrema derecha obtuvo 46,80%, mientras que Fernando Haddad, del Partido de los Trabajadores, sacó 27,24%. Habrá segunda vuelta en Brasil.

El candidato del Partido Social Liberal (PSL), Jair Bolsonaro, se impuso en las elecciones presidenciales en Brasil (94% mesas escrutadas) aunque sin superar el 50% de los votos, por lo que disputará una segunda vuelta con el aspirante del Partido de los Trabajadores (PT), Fernando Haddad, el próximo 28 de octubre.

Bolsonaro obtuvo el 46,80% de los votos, mientras que Haddad, por detrás, llegó al 27,24% con el 94% de los votos contados. Fuera del balotaje, quedaron Ciro Gomes, con el 12,45% de los votos, Geraldo Alckmin (4,97%) y Joao Amoedo (2,72%).

Los 147 millones de brasileños que componen el padrón electoral estaban llamados a las urnas para elegir el futuro presidente del país más grande y poblado de América Latina tras varios años de inestabilidad económica y política, marcados por la megacuasa de corrupción conocida como Petrolao, el impeachment de la ex presidente Dilma Rousseff en 2016 y la condena este año al ex presidente Lula da Silva a 12 años de prisión por corrupción.

La campaña, marcada por una histórica polarización, se caracterizó por una competencia entre numerosas listas incapaces de seducir a grandes mayorías y al surgimiento de expresiones de derecha e izquierda más definidas por encima de candidatos más moderados.

La victoria de Bolsonaro ya había sido anticipada por numerosas encuestas, entre estas las de Datafolha e Ibope, aunque la segunda vuelta con Haddad se presenta con una tendencia menos clara.

Ahora, tras la finalización de esta primera ronda electoral, la atención se pondrá sobre los otros candidatos que quedaron afuera del balotaje pero que fueron, sin embargo, votados por una buena parte del electorado.

Tal es el caso de Ciro Gomes, que obtenía el 12,31% y posee cierta cercanía con Haddad, o Geraldo Alckmin, que logró el 4,84% de los votos y podría acercarse más, al menos en parte, a Bolsonaro.

Aunque la jornada se llevó a cabo con tranquilidad, el proceso electoral estuvo marcado por un intenso descontento hacia la clase gobernante tras años de turbulencia política y económica.

Dos grandes hechos marcaron el camino hasta estos comicios: el político más popular del país, Luiz Inácio Lula da Silva, vio rechazada su candidatura, mientras que Bolsonaro, líder en las encuestas, del Partido Social Liberal, sufrió un ataque a cuchilladas a un mes de los comicios.

Bolsonaro es conocido por su admiración por la última dictadura, sus insultos a las mujeres y a los gays y sus llamados a reprimir la delincuencia, dándole más garantías a las fuerzas de seguridad.

Comentarios