El ministro de Economía, Amado Boudou, aseguró ayer que “está superado” el desabastecimiento de combustible en la ciudad de Buenos Aires y los alrededores.

Pero el panorama en la calle era distinto, pues seguían registrándose largas filas de vehículos en las estaciones de servicio para cargar nafta. 

El funcionario destacó que “las petroleras están poniendo gran volumen de combustible”, pero “diciembre es un mes con altísima estacionalidad, y esto ocurre todos los años, tanto en la demanda de dinero como la cuestión del combustible”. “Me parece que está superado el desabastecimiento de nafta”, dijo Boudou a radio La Red. Las principales empresas de combustible prometen que hoy abastecerán notablemente a sus estaciones y de ese modo, normalizarían la situación en menos de 48 horas.

La empresa YPF anunció que volcará al mercado una cantidad récord en su historia, que superará lo hecho el jueves pasado cuando batió su propio número.