A una semana del estreno de su tercera temporada, te contamos por qué hay que ver la serie más rara de Netflix,

En un Hollywood dibujado vive un caballo llamado BoJack Horseman, que tiene 50 años, es alcohólico, y alguna vez fue famoso por una comedia televisiva. En su casa también está Todd, un vago que nunca hace nada y vive tirado en el sillón. Su mejor amigo es un perro llamado Mr. Peanutbutter, también famoso.

BoJack Horseman (BH, para abreviar) es sin lugar a dudas la producción de Netflix más extraña. Creada por Raphael Bob-Waksberg, esta serie animada para adultos tiene mezclas de comedia y drama, en partes desiguales, y un nivel de originalidad inusitado hasta para una serie que, evidentemente, fue creada para integrar la categoría “de culto”.

La realidad es que BH no es un producto fácil de digerir. Lo infantil de los dibujos contrasta con la acidez del humor y lo –generalmente- deprimente de la trama. La liviandad propia de un dibujito animado que presenta animales antropomorfizados choca permanentemente con lo crudo de las historias (durante la última temporada, muestran a un famoso presentador –representación no muy oculta de Bill Cosby- que es acusado de abusar de sus asistentes, por ejemplo). De todas maneras, la serie propone ideas y formas de presentar esas ideas muy pocas veces vistas.

La trama comienza con las dificultades que tiene el caballo para volver a la fama, sus amoríos con su representante, una gata llamada Princess Carolyn, y su intento por conquistar a su asistente/biógrafa.

La historia se complica rápidamente, y si bien la carrera de BoJack toma algún impulso –al conseguir el papel protagónico en la película de su héroe de la infancia, Secretariat- su vida personal se vuelve cada vez más complicada.

Luego de exactamente un año de su último capítulo, BH estrena su esperada tercera temporada el 22 de este mes. En los adelantos, se pudo ver que el caballo deberá volver a acostumbrarse a su fama, mientras lucha con la presión que le ocasiona el estreno de Secretariat y una posible nominación al Oscar.