El equilibrio ecológico como filosofía y modo de trabajo en un entorno rodeado de vides, hierbas y frutales conforman este proyecto sustentable certificado a nivel internaciona

Concebir un vino orgánico es propiciar un escenario de armonía natural”, considera Alberto Cecchin, responsable junto a su hermano de la empresa familiar nacida en 1910 tras el desembarco de sus bisabuelos, que desde Treviso, Italia, llegaron con el sueño de rendirle culto a la tierra y elaborar productos libres de químicos. La tradición continuó años más tarde en manos de Pedro y Jorge, quienes consolidaron este estilo de vida y trabajo ligado a la frescura de lo natural, el valor de lo artesanal y el respeto por el medioambiente.

Vinos, aceites y jugos de uva conforman la propuesta junto con un restaurante a cargo del cocinero Víctor Hugo que de martes a domingo al mediodía, acompaña la filosofía en cada plato, a la sombra de un nogal o en el interior de una casona con la llegada del frío. Casa de Finca es otro de los atractivos de la bodega ubicada en Russell, Maipú, reconocida esta zona como una predilecta geografía para la producción de vinos tintos en la provincia de Mendoza.

“Somos orgánicos por convencimiento propio y no por conveniencia. Disponemos además de una huerta comunitaria, gracias a la cual obtenemos frutas y verduras para el consumo propio y para abastecer el restaurant, que se rige según las leyes de la biodinámica”, comenta Cecchin, naturista desde hace 30 años. “Nuestros abuelos y bisabuelos supieron transmitir los secretos de la producción sin químicos, como también el encanto y la pasión por la vida natural. Hoy nos enorgullecemos de ser una de las únicas bodegas de Argentina que certificamos según las Normas Internacionales para la Producción Orgánica de la Organización Internacional Agropecuaria”.

Este compromiso con el consumo consciente ha conquistado el mercado internacional; así es como los productos de Cecchin se comercializan en países como Estados Unidos, Canadá, Inglaterra, Japón, Alemania, Suiza y Francia. ¿Algunos de los varietales predilectos por el mercado? Cabernet Sauvignon, Carignan, Graciana, Malbec, Merlot, Syrah, Moscatel de Alejandría o Espumante Demi Sec que se producen en las 78 hectáreas distribuidas entre Ugarteche, Maipú y Junín.

Para conocer más sobre este emprendimiento, www.bodegacecchin.com.ar