Boca superó a Paranaense y se metió en los cuartos de la Copa Libertadores

Con goles de Ramón Ábila y Eduardo Salvio, el Xeneize venció como local 2 a 0 al equipo brasilero y cerró la llave con un 3 a 0 global. Ahora se medirá con Liga Universitaria de Quito.

Boca Juniors se clasificó para disputar los cuartos de final de la Copa Libertadores al vencer 2 a 0 a Atlético Paranaense  de Brasil en La Bombonera.

Ramón “Wanchope” Ábila y Eduardo “Toto” Salvio anotaron los goles para el Xeneize que en el partido de ida había superado a su rival por la mínima diferencia.

 El equipo local no sufrió en ningún tramo del partido, generó varias situaciones y fue el justo ganador de la llave.

A los 11 minutos Nicolás Capaldo remató de afuera pero su remate fue bien desviado por el arquero Santos.

Cinco minutos más tarde Ábila habilitó a Nahitan Nández pero su remate se desvió en un defensor. El uruguayo, que jugó su último partido en Boca, también tuvo otra situación pero fue bien tapada por el 1 de Paranaense.

La visita tuvo pocas chances de gol y en la primera parte solo se acercó con un tiro libre de Nikao que se fue desviado.

Cuando iban 34’ Capaldo cabeceó al arco y en el rebote la sacaron de la línea. Lo que mostraba que el local merecía ponerse en ventaja. También Ábila la tiró por arriba tras un buen centro de Mauro  Zárate y Alexis MacAllister también tuvo un cabezazo bien controlado por Santos.

El inicio del complemento no arrancó con la misma intensidad que la primera parte y Paranaense casi no logró generarle peligro al arco defendido por el mendocino Esteban Andrada. Solo algún centro o remate de afuera pero que no llegaron a destino.

A los 12’ llegó la apertura del marcador Andrada sacó largo, Nández apenas la peinó y Ábila la controló, se sacó de encima a su rival y fusiló a Santos para poner 1 a 0.

Con la ventaja de dos goles (por la victoria en Brasil) el equipo de Alfaro comenzó a administrar la pelota con mayor tranquilidad.

Una gran jugada de “Wanchope” en el área posibilitó un buen remate de Zárate y una mejor respuesta del arquero.

Con más ganas que ideas Paranaense intentaba empatar, pero eso nunca iba a pasar.

Ya en tiempo de descuento MacAllister habilitó a “Toto” Salvio que de zurda marcó su primer gol en Boca y estableció el 2 a 0 final.

Fue el último partido de Nández antes de sumarse al Cagliari de Italia. El uruguayo se fue emocionado y ovacionado.

Ahora el Xeneize se medirá en cuartos con Liga Deportiva Universitaria de Quito.

Comentarios