Boca entrenó a puertas cerradas y concentrará desde el miércoles

El plantel del Xeneize se prepara para el partido de ida de la final de la Copa Libertadores ante River Plate. Los jugadores solo hablarán en conferencias y cancelarán entrevistas.

El cuerpo técnico de Boca Juniors evalúa concentrar al plantel xeneize desde la noche del miércoles, de cara a la primera final de la Copa Libertadores ante River Plate, a jugarse el sábado a las 17  en La Bombonera.

La decisión del entrenador Guillermo Barros Schelotto se conocería en las próximas horas, pero es casi seguro que se inclinará por blindar a los futbolistas desde mediados de semana, al igual que hará River con sus jugadores, quienes desde la noche del miércoles quedarán concentrados en un hotel de la localidad bonaerense de Cardales.

El DT xeneize encargó a la dirigencia que busquen un lugar con las características que necesita para ese blindaje, ya que el hotel en cual concentra habitualmente, en Puerto Madero, no estará disponible.

Ello se debe a que Boca concentra en ese hotel fin de semana de por medio, y como por el campeonato local el domingo debía jugar en San Juan ante San Martín, el lugar no había sido reservado y ya tiene sus habitaciones alquiladas.

Ayer, el plantel de Boca inició la semana del primer Superclásico ante River por la final de ida de la Libertadores con una práctica a puertas cerradas en Casa Amarilla y con la decisión de no brindar entrevistas personales hasta que termine la serie.

Luego del domingo de licencia, el plantel conducido por Guillermo Barros Schelotto comenzó el primer entrenamiento de la semana a las 9.30 en el complejo Pedro Pompilio, que lució más inaccesible que lo habitual.

A esto se suma que desde el club anunciarán que el plantel solo hablará en conferencias de prensa y cancelará las entrevistas personales con los medios de comunicación hasta que termine la serie de finales de la Copa Libertadores.

En cuanto a la actividad, los jugadores que fueron titulares en la victoria del sábado sobre Tigre por 4-1, en La Bombonera, realizaron tareas regenerativas en el gimnasio, mientras que el resto -en su mayoría los que se perfilan para ser titulares en la primera final- hicieron fútbol en espacios reducidos en una de las canchas del complejo.

La idea del cuerpo técnico es repetir la formación utilizada en el partido de vuelta de la semifinal ante Palmeiras, en San Pablo, con el tridente ofensivo compuesto por Cristian Pavón, Ramón Abila y el colombiano Sebastián Villa, y con el mediocampo que conforman Nahitan Nández, Wilmar Barrios y Pablo Pérez.

El único que podría pelear por un puesto durante la semana es Mauro Zárate, autor de tres goles en el torneo sudamericano pero ausente en las alineaciones presentadas en las semifinales.

El plantel xeneize volverá a entrenar hoy desde las 9.30 en Casa Amarilla. Después de la práctica hablarán dos jugadores en rueda de prensa, y el miércoles lo hará Guillermo Barros Schelotto.

Boca Juniors recibirá a River Plate el próximo sábado en la primera final de la Copa Libertadores de América, a las 17 en La Bombonera, con el chileno Roberto Tobar como árbitro.

 

Comentarios