Boca empató en Brasil y habrá súper final de la Libertadores

El Xeneize igualó ante Palmeiras 2 a 2 y clasificó a la final de la Copa donde enfrentará a River Plate en un hecho sin precedentes. El primer partido será el miércoles próximo.

Boca Juniors empató anoche como visitante frente al Palmeiras 2 a 2 y, gracias su triunfo como local en la ida por 2 a 0, clasificó a la final de la Copa Libertadores donde enfrentará, en un hecho sin precedentes, a River Plate. El partido de ida será el miércoles 7 de noviembre, en tanto que el de vuelta, aún sin confirmarse, podría ser el 28 de noviembre.

El partido empezó con todo, de ida y vuelta, con los dos equipos sin especular y buscando el arco de enfrente. A los nueve minutos, después de una gran jugada colectiva, precisa y rápida, William tocó para el gol. Sin embargo, a instancias del VAR, el árbitro anuló el gol del Palmeiras.

Boca respiró aliviado y a los pocos minutos respondió con una pelota parada que casi entra al arco, pero Weverton salvó en la línea. Después fue Nández quien intentó, pero su remate salió desviado y encontró a Pavón. El delantero tocó rápido pero la pelota se fue cerca del arco.

A los 17 llegó la apertura del marcador después de una incursión de Villa por la derecha y un centro por abajo para que Wanchope Ábila toque al gol. Boca se ponía en ventaja y obligaba al Palmerias a meter cuatro goles.

El equipo brasileño no encontraba la forma de marcar un gol. El Xeneize, en tanto, jugaba con la desesperación del rival y tenía la pelota sin mayores preocupaciones.

Así llegó el entretiempo, con un Boca tranquilo con la ventaja de tres goles y un Palmeiras perdido sin saber qué hacer.

Sin embargo, en los primeros quince minutos del segundo tiempo los dirigidos por Guillermo Barros Schelotto la pasaron mal. Los locales salieron más decididos y se adueñaron de la pelota. A los siete minutos, Luan metió el primer gol de los brasileños y el estadio pareció tomar vida de nuevo.

Palmeiras se fue para adelante y el Xeneize no pudo responder a los avances del local. Así, a los 15 minutos, Gustavo Gómez anotó el segundo gol de penal luego de una falta de Izquierdoz.

Boca pudo aguantar los ataques del equipo brasileño que iba por el milagro. Ábila salió y entró Benedetto. Y a los pocos minutos de su ingreso, el delantero, que había sido la figura en el partido de ida con dos goles, recibió la pelota en la puerta del área grande, se acomodó y metió un remate cruzado para poner el 2 a 2 y meter a Boca en la final de la Copa Libertadores, donde enfrentará, en un hecho histórico, a River Plate.

Comentarios