Boca empató con Vélez y la Superliga tiene tres líderes

El Xeneize igualó sin goles ante el Fortín y alcanzó en la cima de las posiciones a Lanús y Argentinos. Boca terminó el partido con uno menos por la expulsión de Fabra.

Boca Juniors sumó anoche el empate que necesitaba para acceder a la punta, al igualar 0-0 con Vélez Sarsfield, en reñido encuentro de la 13ª fecha de la Superliga.

Con este resultado, el equipo dirigido por Gustavo Alfaro llegó a las 25 unidades y alcanzó la línea de Argentinos Juniors (perdió por 3-0 con San Lorenzo) y Lanús (cayó en el clásico con Banfield por 1-0), los otros dos punteros.

Vélez, por su lado, se mantiene en una posición expectante, con 22 puntos en la clasificación.

El conjunto xeneize terminó con diez hombres por la expulsión del lateral colombiano Frank Fabra, a los 16 minutos de la segunda mitad.

La primera parte fue más fricción que juego. Entre los cortes permanentes del árbitro Patricio Loustau, las imprecisiones y la lucha sin sentido, se dieron 45 minutos para el olvido.

Vélez halló claridad cada vez que la pelota pasó por los pies de Fernando Gago, que no tuvo compañía ni en Nicolás Domínguez ni en Lucas Robertone. La más clara del Fortín estuvo en un tiro libre de Janson que detuvo Andrada con sobriedad.

El segundo período mostró otra predisposición de parte de los dos equipos. Por lo pronto, en menos de 10m., el equipo visitante se adelantó unos metros en la cancha y adquirió un protagonismo que no había exhibido anteriormente. Una llegada de Agustín Almendra y un tiro libre de Mauro Zárate, a las manos de Domínguez, generaron cierta preocupación en el semblante del DT Heinze.

Vélez contrarrestó rápido con un disparo de Leandro Fernández que pegó en la parte superior del travesaño (10m.) y otro de Bouzat, que se abrió y salió junto al poste derecho (11m.).

La expulsión del colombiano Fabra (16m.) por segunda infracción a Bouzat abrió otro cuadro de situación.

A Vélez le quedó el manejo de la pelota, pero más allá de los buenos ingresos de Almada y Romero, al conjunto de Heinze le faltó precisión y claridad en el área.

Por eso, la única situación más o menos consistente para desnivelar el pleito se dio recién en tiempo de descuento (46m.), cuando Maximiliano Romero despachó un tiro cruzado y exigió otra muy buena respuesta del arquero Andrada, una de las figuras de la noche.

Comentarios