Blindan la Legislatura para alejar protestas y no habrá militancia

El Gobierno se anticipó al SUTE y ATE y cercará la Legislatura para impedir el acampe el 1 de mayo. No permitirán el ingreso de militantes al recinto.

Los manifestantes de SUTE y ATE que pensaban esperar el 1 de mayo con un acampe frente a la Legislatura tendrán que desplazarse hacia la plaza Independencia. La medida fue dispuesta por el Gobierno para garantizar que el acto protocolar del inicio de la Asamblea Legislativa se realice sin interrupciones. Este año tampoco habrá militantes dentro de la Legislatura ni banderas en el interior del recinto.

La Policía ocupará un lugar central en la preservación de los espacios con un vallado que se extenderá por las caras sur y oeste de la Legislatura. La idea es rodear desde este mismo jueves el perímetro abarcando casi la totalidad del paseo Sarmiento entre Patricias Mendocinas y España (solo quedará disponible la vereda sur), y otro cordón similar por Patricias, entre Sarmiento y Espejo. De esta manera evitará que los actos programados por ATE y SUTE para este viernes, se desarrollen –preferentemente-, en la plaza Independencia.

El jefe de Policías, Roberto Munives, explicó que “el Gobierno busca garantizar que puedan manifestar su derecho a la protesta sin interferir en los actos protocolares”. Para eso, se valdrá de la disposición de alrededor de un centenar de efectivos que se dedicarán a “resguardar la seguridad del perímetro”. También adelantó que los acampantes contarán “el acompañamiento de presencia policial para garantizar su seguridad durante las noches y días que permanezcan en la plaza”.

Llegado el domingo, el vallado de calle Patricias Mendocinas se correrá hasta la vereda este de la plaza, y solo quedará la zona de paradas de colectivos para poder circular. El tránsito vehicular también será cortado y los colectivos se desviarán por Espejo para luego retomar en Rivadavia o San Lorenzo.

Un acto sin militancia

En su primer año como gobernador, Cornejo optó por dar su discurso de apertura de sesiones de la Asamblea Legislativa en un clima de completa institucionalidad, apegándose al pie de la letra al protocolo que rige para estos casos. A diferencia de lo que hicieron sus sucesores, será un acto sin presencia de militantes partidarios ni banderas de agrupaciones.

La vicegobernadora Laura Montero explicó que “la intención es devolverle al acto toda la carga institucional y librarlo de la carga de partidismo que lo recubrió en los años pasados”. Los militantes del Frente Cambia Mendoza tampoco tendrán privilegios y de acuerdo al esquema de seguridad, deberán ubicarse detrás del vallado y seguirán el discurso a través de pantallas instaladas en las paredes de la Casa de las Leyes.

Antes de ingresar al recinto, el Gobernador se dedicará a saludar a las “milicias”, y tras ser recibido por un “cordón de honor” conformado por los cadetes del Instituto Universitario de Seguridad Pública, tendrá la oportunidad de escuchar a la banda policial entonar el Himno Nacional y el Aurora. Según adelantó Munives, “será un acto muy emotivo con presencia de divisiones históricas como los Coraceros que acompañarán al gobernador hasta el lugar donde dé su discurso”.

El discurso

Alfredo Cornejo dará su primer discurso ante la Asamblea Legislativa en un contexto más aliviado del esperado, luego de lograr varios acuerdos. Sin embargo la situación económica y financiera de la provincia es complicada y todo indica que ese será uno de los focos centrales del discurso. De hecho Cornejo ha redundado en ello desde que fue electo como candidato a Gobernador.

También se espera que trace algunas líneas sobre lo que  ha hecho hasta ahora y lo que viene en la gestión: cambios en la policía, en educación y la reforma judicial.

Comentarios